Subir a la élite mundial costó
una fortuna al voleibol de RD

Subir a la élite mundial costó<BR>una fortuna al voleibol de RD

JOSE CACERES
j.caceres@hoy.com.do
Tras 14 años ininterrumpidos viajando por el mundo representando el país con éxito y gallardía, la selección de voleibol femenina ha manejado un presupuesto global de algo más de 130 millones de pesos.

 Para el presidente de la Federación de Voleibol, Alexis García, el mayor logro del conjunto ha sido haber participado como deporte de conjunto en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Afirmó que Cristóbal Marte ha puesto gran parte de ese dinero y está de más señalar que el Estado ha jugado un rol estelar en el respaldo en varios renglones al conjunto femenino.

«Somos el buque insigne del deporte nacional y eso, creo que nadie puede ponerlo en dudas”, agregó.

Expuso que el voleibol ha accionado en Torneos Mundiales, Copas del Mundo, Grand Prix,  una corona de campeones Panamericanos, dos en Centroamericanos y del Caribe y grandes participaciones en torneos NORCECA», opinó García.

Un equipo querido. Con el paso de los años y, tal vez, sin darse cuenta el voleibol femenino se adueñó del cariño del pueblo dominicano y varios factores ayudaron a esa empatía. En el deporte de alta competición perdurar más de una década y media es una tarea muy dura que conlleva mucho sacrificio y tesón. Haciendo un poco de historia, en el  l992 y 93, varias muchachas juveniles andaban de la mano del profesor Ricardo- Gioriver, buscando espacios. Arias, ha sido el mentor de mentores del voleibol femenino en el país con el club Mirador.

Una de las cosas visibles era que las jugadoras del Mirador demostraban condiciones para llegar a la Selección, cuyo equipo venía adoleciendo de atletas jóvenes y hacía falta el relevo. En los Juegos Ponce l993,  irrumpieron en la Selección,  Cosiris Rodríguez,  Francia Jackson, Eveling Carreras, Flor Colón, Yudelkis Bautista, entre otras.

Ellas le dieron vitalidad y las bolas comenzaron a retumbar el tabloncillo como diciendo que «la juventud se impondría y que llegaba una nueva época».

Jorge Pérez Vento. En el 94, la Federación  contrató  al cubano Jorge Pérez Vento, para hacerse cargo del equipo nacional. Al finalizar los Juegos de Ponce, éste llegó al país cargado de ilusiones y de la mano de Gioriver Arias, Mayo, Héctor Romero y Jacinto Campechano, echó a rodar un proyecto de desarrollo de voleibol femenino. Eso duró ocho años.

En el 2002,  despidieron a Pérez Vento y desde esa fecha han trabajado tres dirigentes. Francisco Cruz, Jorge Garbey y Beato Miguel Cruz. El equipo está en renovación, como era lógico, y sólo queda Cosiris Rodríguez del grupo inicial. El 2007 fue pésimo en cuanto a logros, no así el 2006 donde vencieron a Cuba en Colombia, por tercera vez, de por vida. Ya cumplieron su ciclo. Ahora les toca a las jovencitas no dejarse caer.

El protagonista

Cristóbal Marte
Director del proyecto de selecciones  femeninas de voleibol

Emprendedor. Desde su juventud, Marte se ligó al deporte del Automovilismo donde llegó a competir. Luego fue llevado a la Secretaría de Deportes en dos ocasiones y en el l993 se embarcó en apadrinar el equipo nacional de voleibol. Pocos años después ascendió a la Vicepresidencia de la Federación y desde allí ha manejado todo lo concerniente a los equipos nacionales femeninos de voleibol (infantil, juvenil y superior). Es un fajador sin tiempo.