Sospechan policía mató niño

Sospechan policía mató niño

POR ELIAS RUIZ MATUK
El jefe de la Policía Nacional, mayor general Bernardo Santana Páez, reveló ayer que un raso de esa institución es sospechoso de haber hecho el disparo al aire que causó la muerte de un niño de un año en Cristo Rey.

Mientras que ordenó una investigación con relación a los incidentes ocurridos en Boca Chica, en  que murió una niña de siete años y resultaron heridos una hermanita suya de un año y seis meses además de dos adultos.

El hecho  en que murió el niño Marcos Montero Gómez, en Cristo Rey, ocurrió cuando una multitud celebraba el triunfo de los Tigres del Licey.

Era hijo de los esposos Lisette Rosanna Gómez, de 31 años y Víctor Montero, de 40. Murió cerca de la medianoche de este miércoles cuando era atendido en el hospital general Plaza de la Salud.  De acuerdo con Dashira Martínez, encargada de Comunicaciones de la entidad, al niño no le fue posible salvarle la vida, ya que el proyectil le penetró por el lado derecho de la barbilla y salió por el cráneo.

El jefe de la fpolicía  afirmó que hasta el momento no se puede culpar al raso del hecho, ya que los miembros del Departamento de Investigaciones Criminales hacen las indagatorias de lugar y pruebas de parafina.

El padre del niño era entrevistado por los investigadores policiales.

La madre dijo que estaba parada con el niño en el balcón de la tercera planta de la casa número 10 de la avenida Respaldo Los Mártires, en Las Flores, cuando un grupo de jóvenes celebraba el triunfo liceísta.

Explicó que uno de los jóvenes que avistó montaba una motocicleta tipo Passola, e hizo un disparo hacia arriba que alcanzó al niño en el rostro.

Los restos del menor fueron velados en la funeraria Corazón de Jesús en la avenida Nicolás de Ovando, esquina Juan Alejandro Ibarra, de Cristo Rey.

EN BOCA CHICA

Una niña de siete años fue muerta a tiros y otras tres personas resultaron heridas,  incluyendo una hermanita de un año y seis meses, por una banda que disparó indiscriminadamente a una multitud, cuando era velado el cadáver de Eddy Encarnación López, en La Caleta.

La menor es Yoraine Tejeda Delgado, mientras que resultó herida su hermanita Julissa Tejeda Delgado.  Al momento de la agresión a tiros las infantes se encontraban junto a sus padres en el velatorio  en la casa número 36 de la calle Francisco del Rosario Sánchez en La Caleta.

El jefe policial dijo que también el Departamento de Investigaciones Criminales ocupó el sector enviando a sus agentes y por lo menos diez personas han sido apresadas para ser interrogadas con relación al hecho.

La Policía señala como responsable de esta agresión a un tal Juan de Jesús Montero, de quien se dijo reside en Villa Duarte y supuestamente pertenece a la banda que la noche del martes mató a tiros a los primos Santiago López y Encarnación López.