Sosa persigue marcas impresionantes

Sosa persigue marcas impresionantes

POR DIONISIO SOLDEVILA
FORT LAUDERDALE, Florida.–
En el béisbol de las Grandes Ligas hay grupos exclusivos en el que apenas un puñado de peloteros han logrado ingresar.

Unos son de ofensiva, otros de pitcheo, y algunos hablan de la defensa. Todos ellos son símbolo de consistencia, arduo trabajo y mucha calidad.

El jardinero dominicano Sammy Sosa está dando pasos fuertes hacia esa dirección y esta campaña se unirá a uno de los más poderosos de todos los tiempos: el de los 600 jonrones.

Apenas cuatro peloteros en toda la historia forman parte de ese grupo y ellos son: Hank Aaron (755), Babe Ruth (714), Barry Bonds (703) y Willie Mays (660).

Y próximamente el nombre del dominicano más famoso en la historia del béisbol de la Gran Carpa también inscribirá el suyo en esa lista.

«Será todo un orgullo el llegar a los 600 jonrones», dijo Sosa al conversar con redactores de HOY en el campo de entrenamientos de los Orioles de Baltimore, su nueva organización.

Sosa tiene 574 vuelacercas y apenas necesita 26 tetrabases para alcanzar la codiciada cifra.

Tomando en consideración que Sosa no ha quedado por debajo de 35 cuadrangulares desde la campaña recortada de la huelga de 1994 (25), todo parece seguro.

«Va a ser muy bueno y creo que es asunto de la consistencia que hemos logrado con nuestro trabajo en el tiempo que tenemos», añadió.

JUEGA COMO NOVATO

La llegada a los Orioles, aparentemente, ha llenado de chispa a Sosa, quien tiene ya 16 años de experiencia en el «Big Show».

En parte bromeando, pero siempre con mucha intensidad, Sosa dice estar inspirado con los Orioles aunque no quiere hablar de metas fijas por el momento.

«Primero tengo que hacer el equipo, para luego ver cuál será la ruta en la que nos encaminaremos», comentó riendo el único pelotero en la historia en registrar tres temporadas de 60 o más cuadrangulares.

Sosa finalizó con 35 estacazos de vuelta completa en la temporada pasada, su menor total desde la campaña de la huelga y la primera vez desde 1997 en que se quedaba por debajo de 40.

Pero Sosa asegura que las lesiones (espalda y dedo del pie) fueron las responsables de su descenso y aseguró que volverá a sus andadas en la temporada del 2005.

«El año pasado perdí 36 partidos y disparé 35 jonrones, este año con salud por delante volveré a tener una buena actuación», comentó.

AGRADECE CAMBIO

Sosa jugó por 13 temporadas con los Cachorros de Chicago, pero su relación con el equipo desmejoró hasta el punto en que fue cambiado durante el invierno y el conjunto de la Ciudad de los Vientos asumió cerca de un 70 por ciento de su salario.

Sus diferencias con el dirigente Dusty Baker influyeron en su salida y se magnificó su partida antes de tiempo en el último encuentro del año.

Pero el petromacorisano se siente contento porque finalmente pudo salir de Chicago.

«Lo mejor que pudo pasarme fue salir de ahí», dijo Sosa. «No es que tenga nada contra la ciudad, pero creo que lo mejor era un cambio donde tengo el chance de destacarme», apuntó.

Expresó su alegría por unirse al torpedero dominicano Miguel Tejada y al inicialista cubano Rafael Palmeiro en Baltimore.

Junto a Palmeiro, Sosa conforma la primera pareja de jugadores en un mismo equipo con 500 jonrones.