Solidaridad contra egoísmo

Solidaridad contra egoísmo

Llegó a mis manos el informe titulado “Índice de Planeta Feliz (HPI por su sigla en inglés), un índice de bienestar humano e impacto ambiental”, presentado por la Fundación de la Nueva Economía (NEF por su sigla en inglés), del Reino Unido, y siento que socializar este informe puede ayudar a nuestra sociedad en su camino, reforzando la esperanza.

Para entender este índice debemos conocer lo que se denomina “huella ecológica”, que no es más que el área de terreno productivo necesario para mantener indefinidamente una sociedad históricamente determinada.

Para ilustrar, diremos que si la población del planeta tuviera el patrón de consumo de los norteamericanos, necesitaríamos  el área productiva de 5 planetas Tierra para que la vida fuera sostenible; por otra parte, si  los habitantes del planeta tuvieran los patrones de consumo de los dominicanos, se necesitarían se necesitarí8an ían 0.89 planetas Tierra para sostener indefinidamente nuestra vida.

Pues bien, el HPI no es más que el valor que nos indica cuánto de ese consumo en huella ecológica contribuye con nuestro bienestar. El bienestar se mide utilizando parámetros como la esperanza de vida y el grado de satisfacción del individuo con la vida que tiene.

Ese índice lo han obtenido para 178 países y República Dominicana se encuentra en la posición 27, por debajo de Colombia, Costa Rica, Cuba, Guatemala y Honduras; pero por encima de México, Argentina, Brasil y Estados Unidos, que ocupa el lugar 150 de 178.

Los investigadores encontraron resultados que apuntan hacia la ventaja comparativa de ser isleños, hallazgo que no resulta sorpresivo para nosotros. De hecho, parece ser que la extraordinaria capacidad de recuperación de nuestra economía a los actos de dios o de políticos de turno, tiene mucho que ver con nuestra condición de isleños.

El informe finaliza con un “Manifiesto global por un planeta más feliz”:

1. Eliminación de la pobreza extrema: Aumentar la huella ecológica en los países ricos no se traduce en felicidad y la pobreza extrema impide el desarrollo humano.

2. Promover la salud: Una mayor esperanza de vida saludable, aumenta inequívocamente el HPI.

3. Aliviar la deuda de países pobres: Luego del salvataje a los culpables de la crisis global, el alivio de la deuda  es una deuda moral.

4. Cambio en la escala de valores: Promover la interacción social y el sentido de interdependencia social.

5. Promoción de plenitud de vida: El gobierno debe promover el trabajo honorífico y el empresariado debe dar facilidades para que el empleado pueda realizar trabajo social, voluntario y no remunerado.

6. Promoción de la exigencia ciudadana de buen gobierno.

7. Políticas económicas que favorezcan las actuales limitaciones ambientales.

8. Diseño de sistemas sostenibles de producción y consumo: Promover paquetes impositivos acordes al costo ecológico real de los bienes producidos.

9. Control del cambio climático.

10. Medir lo que cuenta: El PIB no mide felicidad.

Básicamente se trata de promover la solidaridad y los lazos que nos permiten reconocernos como hermanos.

Nobleza y solidaridad contra vileza y egoísmo.