Soldados iraquíes sin
los norteamericanos

Soldados iraquíes sin <BR>los norteamericanos

Cientos de soldados iraquíes salieron ayer a las calles, para mantener la seguridad, sin la presencia de soldados norteamericanos y de otras naciones. Se cumplía así la medida anunciada por el Presidente de Estados Unidos, Barack H. Obama, de retirar todas las tropas de su país y sólo dejar unas 50 mil personas, entre soldados y civiles, que se dedicarían a asesorar al Gobierno de Irak. Ayer salió el último batallón de combate estadounidense.

Bagdad. EFE. Los iraquíes viven  con incertidumbre la salida de las últimas tropas de combate de EEUU en Irak, donde la violencia ha aumentado en las últimas semanas, aunque permanecerán 50,000 soldados estadounidenses para labores de adiestramiento. «¿Y ahora qué?» Es lo que se preguntan muchos ciudadanos iraquíes después de que el último batallón de combate estadounidense entrara en el vecino Kuwait, procedente de Irak, a las 10.30 horas GMT.

El taxista iraquí Chamel Abdalá, de 43 años, expresó a Efe sus reservas sobre la marcha de los estadounidenses porque teme por la seguridad del país.

«El Ejército iraquí no es fuerte para afrontar la seguridad», señaló Abdalá, quien consideró que a Irak le espera un futuro incierto dada la ausencia de un consenso político.

En las últimas semanas, la violencia se ha recrudecido con un aumento de los atentados, como el de hace dos días en un centro de reclutamiento del Ejército en Bagdad que causó casi medio centenar de muertos, en uno de los ataques más mortíferos en lo que va de año. Para disipar esos temores, el Gobierno iraquí afirmó hoy que las fuerzas de seguridad nacionales son capaces de asumir todas las misiones.

En declaraciones a la prensa, el portavoz del Ejecutivo iraquí en funciones, Alí Al Dabag, explicó que el repliegue estadounidense se llevó a cabo con la planificación de ambos gobiernos y subrayó que los preparativos de los cuerpos de seguridad de Irak son suficientes para afrontar los desafíos futuros.

«Hemos optado por asumir la misión de mantener la seguridad del país nosotros solos, sin la necesidad de ayuda de tropas extranjeras», subrayó el portavoz. Sin embargo, el pasado día 11, el jefe del Estado Mayor iraquí, general Babakar Zibari, reconoció que el Ejército no estaba preparado para asumir todas las misiones y que no estaría consolidado hasta el 2020. Para el experto en grupos armados Nazem Al Yaburi, las Fuerzas Armadas iraquíes están mal equipadas porque una gran parte del dinero que el Ejército recibió para gastar en armamento se perdió por culpa de «la corrupción financiera y administrativa».

A ello se suma «la debilidad» de los dirigentes castrenses porque hay una confusión entre la aplicación del sistema estadounidense, en el que se basó la construcción del nuevo Ejército, con los procedimientos utilizados durante la época del fallecido dictador Sadam Husein, subrayó Al Yaburi. Pese a la retirada de ayer, ni la Casa Blanca ni el Pentágono han dado por el momento finalizada la misión de combate en Irak, fijada para el próximo 31 de agosto.

Zoom

Más agentes de seguridad

Washington. EFE.- El Departamento de Estado confirmó ayer que aumentará en más del doble el número de agentes de seguridad privada en Irak tras la retirada de las tropas estadounidenses. El periódico The New York Times informó de que el Gobierno se apoyará en entre 6,000 y 7,000 subcontratistas, y el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, confirmó los planes de Washington de duplicar el número de agentes privados en Irak.

EE.UU. ha dado el primer paso en esa dirección al retirar la última brigada de combate y dejar en 56,000 el número de soldados en Irak.