Soldados de la ONU chocan con bandas en Haití

Soldados de la ONU chocan con bandas en Haití

PUERTO PRINCIPE (AP).- Soldados de la ONU se enfrentaron a tiros con pandillas callejeras en una barriada haitiana, destruyendo dos vehículos en el más reciente de una serie de enfrentamientos entre la tropa de paz y grupos armados.

Algunos temen que este tipo de enfrentamientos pueda obstaculizar las elecciones pautadas para finales de este año. Los soldados informaron que al menos cinco pandilleros resultaron heridos o murieron en el tiroteo del domingo en la noche, pero un portavoz militar de la ONU, el teniente coronel Elouafi Boulbars, expresó que no se podía confirmar de inmediato la cantidad de víctimas.

Aclaró, sin embargo, que no había soldados lesionados ni muertos.

Soldados peruanos patrullaban en vehículos la barriada de Cite Soleil, en las áreas del oeste de Puerto Príncipe, cuando hombres armados que se desplazaban en cuatro automóviles los atacaron a tiros, dijo Boulbars.

Las fuerzas de la ONU respondieron con disparos y persiguieron a los automóviles por el vecindario, un semillero de violencia entre quienes respaldan y los que se oponen al derrocado presidente Jean-Bertrand Aristide.

«Destruimos dos de sus vehículos y dañamos bastante a los otros dos, pero pudieron escapar»», declaró Boulbars.

Explicó que los soldados no pudieron inspeccionar los vehículos destruidos para buscar posibles víctimas porque niños y residentes del área rodearon de inmediato los escombros y la tropa no quiso arriesgarse a lesionarlos.

Fue el enfrentamiento más violento desde que los soldados de paz rodearon Cite Soleil el jueves como parte de un operativo para controlar la violencia que ha estallado en la capital, más de un año después del levantamiento popular que derrocó a Aristide.

Más de 400 personas han muerto desde septiembre pasado en enfrentamientos entre pandillas que respaldan a Aristide, ex soldados que ayudaron a deponerlo, policías y las fuerzas de paz.

Boulbars dijo que los soldados y la policía haitiana continúan en los alrededores de la barriada, antes de la planeada llegada al corazón del barrio.

La tropa de paz liderada por Brasil e integrada por unos 7.400 soldados, ha prometido enfrentar a los grupos armados después de que le llovieron críticas de inacción durante su misión de 10 meses.

Las autoridades temen que el incremento de la violencia pueda socavar la confianza de la población en las elecciones generales previstas para octubre y noviembre.