Sociedad Ginecología dice que no propugna por aborto en RD

Sociedad Ginecología dice que no propugna por aborto en RD

La Sociedad Dominicana de Obstetricia y Ginecología   no propugna por el aborto en el país, afirmó ayer su presidente,  Milcíades Albert Fiorinelly.

Dijo que la entidad, junto a  otras organizaciones, ha asumido  la estrategia para la prevención del aborto inseguro.

Declaró que si los asambleístas aprueban el artículo 30 del proyecto de reforma constitucional  afectaría la práctica de la obstetricia y muchos profesionales deberían abandonarla o comenzar acciones en la clandestinidad que hoy se consideran rutinarias.

Dijo que los médicos verían comprometida su responsabilidad y estarían expuestos a persecución jurídica  por “irrespetar la vida desde la concepción”.

Sostuvo que ningún esposo o familiar perdonaría al médico que deje morir a madre e hijo por imposibilidad de interrumpir la gestación como sería  si la Constitución es aprobada como fue sometida.

Indicó que los médicos estarían ante la obligación médica y moral de salvar la vida y el deber legal de dejarla morir.

Cree que si se aprueba el artículo citado, el impacto sería catastrófico sobre la mortalidad materna.

Propuso se mantenga el texto como fue aprobado en la actual Constitución o que elimine en la propuesta la frase “desde el momento de la concepción”.

Explicó que la SDOG no está a favor del aborto, ni quiere que las mujeres tengan que llegar a tomar esa decisión. Reconoció el valor moral del feto y su derecho a la vida, pero si el texto es aprobado, “habría que dejar morir a la mujer y a su embrión o feto cuando no hay otra manera de salvar a la mujer que interrumpiendo su embarazo”.

El debate

El padre Manuel Ruiz, de la parroquia Santa Cecilia, reiteró ayer que un grupo de legisladores del  Partido de la Liberación Dominicana buscan la modificación del artículo 30 del proyecto de reforma constitucional con la finalidad de abrir una brecha a la legalización del aborto.

Ruiz sostuvo que el grupo de legisladores está encabezado por la diputada Minou Tavárez Mirabal, a quien pidió que precise si está a favor a no del aborto, porque no basta con “decir yo no soy abortista, cuando  la variación que plantean al artículo 30  es precisamente porque cierra la puerta a futuras leyes que favorezcan el  aborto. “La iglesia no va a mencionar nombres para hacerle daño a nadie” dijo Ruiz tras mostrar la agenda de la reunión ordinaria de la asamblea que conoce  la reforma  en donde se incluye la solitud de variar el artículo 30 hecha por un grupo de legisladores.

En tanto,  la directora del Colectivo Mujer y Salud, Sergia Galván, reiteró en rueda de prensa la petición de que en el artículo en discusión se elimine la frase añadida en el proyecto de reforma que establece que el derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse, en ningún caso la pena de muerte. Galván reiteró que el colectivo que dirige propone que   diga “El Estado reconoce y garantiza el derecho a la vida de las personas, promoverá su protección y disfrute con la más alta dignidad. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse en ningún caso, la pena de muerte”.