Sismo no dañó  obras viales, presas ni   las  hidroeléctricas

Sismo no dañó  obras viales, presas ni   las  hidroeléctricas

El sismo de 5.3 grados  que afectó la costa sur del país  no causó daños a las grandes obras de infraestructura vial,  presas, centrales hidroeléctricas ni a  los túneles de la segunda línea del Metro de Santo Domingo.

Pero el Centro de Operaciones de Emergencias  (COE) reportó que varias edificaciones públicas y privadas en San José de Ocoa, donde se registró el epicentro del temblor, sufrieron agrietamientos menores, sin daños de consideración.

La comunidad El Pinar quedó incomunicada a causa de derrumbes en un camino vecinal, y se  reportó el deslizamiento de rocas en la carretera Sánchez, en el tramo conocido como El Número. Obras Públicas informó que se realizaron trabajos  y se restableció la comunicación en las dos zonas afectadas por deslizamientos de rocas y tierra.

Enrique Ferreiras, ejecutivo del Consorcio Odebrech, informó que las obras viales del  Corredor Duarte no sufrieron daños, lo cual fue confirmado al   realizar las  evaluaciones de lugar  en todas las obras construidas  en Santo Domingo, incluido el túnel que une la Ortega y Gasset con Santo Tomás de Aquino, en la Ciudad Universitaria, y  no se detectaron daños.

El subdirector de  Opret, Leonel Carrasco, dijo que los túneles de la segunda línea del Metro están encofrados, protegidos y por eso no sufrieron daño.

Igualmente la Empresa de Generación Hidroeléctrica (EGEID) ofreció un informe en el que señala que el sismo no causó daños de importancia en la infraestructura física de presas,  centrales ni en las vías de acceso.

Víctor Ventura Hernández,  administrador de  Egeid, dijo que después de hacer una inspección visual, haber  recorrido todas las galerías y revisar la instrumentación localizada en cada central, a las 10:00 a.m.  se determinó que no hubo daños. Según  informes de la página Web del Instituto Geológico de  Estados Unidos,  el epicentro del sismo se situó a 17 kilómetros de la localidad de San José de Ocoa, y a la misma distancia de Baní, provincia Peravia, en el sur del país.

En la Ciudad  Colonial, en una de las viviendas declaradas en deterioro por  Patrimonio Monumental, de la cornisa frontal del segundo nivel se desprendió parte del material.

Esta casona está  en la calle Mercedes, entre  Isabel La  Católica y  Arzobispo Meriño. Sus propietarios la han  sometido a una rehabilitación en el primer nivel.

Codia  advierte sobre construcciones

 El presidente del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA), Domingo Tavera, consideró que si el movimiento sísmico ocurrido en la mañana de ayer hubiese sobrepasado los 6 grados en la escala de Richter, posiblemente habría provocado una catástrofe de imprevisibles consecuencias en edificaciones cuyas especificaciones técnicas datan  de los   años  30, lo mismo que    en las construcciones   ilegales.

Consideró que  este fenómeno telúrico debe servir de advertencia para que los ciudadanos,  al decidir construir sus viviendas, se asesoren previamente de profesionales de la ingeniería y de  la arquitectura.

Manifestó que un fenómeno de magnitud fuerte frente a estructuras débiles causaría graves daños, por lo que dijo que es necesaria la supervisión continua de las obras por   profesionales calificados y especialistas  en la materia del Ministerio de Obras Públicas y de los ayuntamientos.

No obstante, dijo que estas instituciones carecen de personal y vehículos suficientes para supervisar, lo que a su juicio constituye un problema que  debe ser  solucionado con prontitud

El presidente del Codia recordó que durante un encuentro con los medios informativos el  martes, había señalado que las obras ilegales construidas sin control y  supervisión que proliferan en el país son blancos directos para colapsar si acontece un sismo de gran magnitud. Por eso insta a regular y a supervisar.