Siguen los grafitis en Nueva York

Siguen los grafitis en Nueva York

NUEVA YORK. AFP.  Aunque los vagones del metro de Nueva York ya no ostenten sus célebres grafitis, la pintura mural con aerosoles sobrevive y se reinventa sin cesar en la ciudad donde nació.

La lucha que lleva a cabo el alcalde Michael Bloomberg contra esas manifestaciones artísticas, principalmente realizadas por las noches, se endurece cada año más.

En 2008, unos 30 camiones que circulaban diariamente equipados con potentes bombas que lanzan una mezcla de agua con un producto químico, borraron 8,496 grafitis, contra 5,990 en 2007. Los servicios municipales estiman que hacia fines de 2009 se habrán limpiado 8,500 pintadas.

Las normas dan cada vez menos tiempo a los propietarios de viviendas para denunciar el grafiti y aclarar si quieren conservarlo o no. «Somos cada vez más combativos», detalló  un funcionario bajo anonimato.