Sigue grave ex fiscal herido por un DNCD

Sigue grave ex fiscal herido por un DNCD

POR ELÍAS RUIZ MATUK
Los médicos del hospital Plaza de la Salud informaron anoche que el ex fiscal de Sánchez Ramírez, Sadoky Duarte Suárez, estaba en condición delicada y se reservaban hacer pronósticos sobre la herida que recibió en un tiroteo con agentes antinarcóticos en Cotuí. Personas de diferentes sectores sociales reclamaban ayer una investigación y desligaron a Duarte Suárez de las drogas.

Los médicos Próspero Pumarol Rodríguez, jefe del departamento de Cirugía, y el director médico del hospital, Carlos Peña Mercedes, explicaron en un boletín ayer que a Duarte Suárez se le hizo una laparotomía exploratoria para localizar algunas lesiones intestinales que fueron reparadas en la cirugía que se le practicó anteriormente.

Explicaron que le encontraron una lesión en el uréter izquierdo por lo que le hicieron una implantación en la vejiga, un lavado y le colocaron un drenaje abdominal.

Duarte Suárez, dirigente en Cotuí del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD), fue herido de bala en la cadera debajo del ombligo sin orificio de salida.

Duarte Concepción fue llevado el hospital Inmaculada Concepción de Cotuí, donde se le impedía visitas. El síndico de Cotuí, Bienvenido Lazala, utilizó una jeepeta en la que iba con el cirujano Luis García para romper el cerco al hospital que habían establecido miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), de acuerdo con versiones en el pueblo.

Una multitud de dirigentes y militantes del PRD y personas de diferentes sectores se aglomeró frente al hospital.

De acuerdo con las versiones los agentes habían llevado al ex fiscal e impedían la entrada de médicos para que lo atendieran.

En el programa el Gobierno de la Tarde, ingeniero Lanfranco, dijo que el fiscal y su padre Antonio Lanfranco, fiscal adjunto, en el pasado gobierno, mantuvieron a raya a la Policía y a la DNCD porque querían actuar a su manera.

Informó que la camioneta del ex fiscal fue requisada por agentes antinarcóticos sin la presencia de funcionarios judiciales.

Aseguró que Duarte Suárez nunca se involucró en asuntos de drogas y que fue dirigente estudiantil.

En tanto que el doctor Julio Landrón, dijo que Duarte Suárez fue el fiscal que más combatió el narcotráfico, quien cuando los agentes de la DNCD se presentaban a requisar sin la autorización debida se les enfrentaba y los sacaba de jurisdicción porque entendía que todo debía hacerse como establecía la ley.

Mientras que el ingeniero Justo Suárez, informó que los agentes de la DNCD lo buscaban desde la mañana y que se reunió con Duarte Suárez en el local del PRD en horas de la tarde.

EL AGENTE

En tanto, en una rueda de prensa, el agente de la DNCD que disparó contra el ex fiscal Duarte Suárez dijo que durante la balacera fue alcanzado por un disparo en el vientre pero que fue protegido por el chaleco antibalas.

Santos Uceta Díaz dijo que desconocía al individuo que le disparaba y que únicamente respondía al fuego.

Explicó que Duarte Súarez estaba en un grupo de personas en el parque Duarte de Cotuí y que salió huyendo cuando la DNCD llegó al lugar.

Dijo que fueron allí porque tenía informes de que haría un negocio de drogas.

Corrió tras una de las personas que huyó, dijo Uceta Díaz, y ese individuo sacó una pistola con la que hizo le hizo disparos.

Uceta Díaz dijo que en un momento, cuando casi alcanzaba al perseguido, el individuo se volteó y le hizo un dispar casi a quemarropa que lo lanzó al suelo.

Dijo Uceta Díaz que fue desde el suelo que disparó contra Duarte Suárez.

Al caer, dijo Uceta Díaz, el ex funcionario le informó a los agentes de la DNCD » soy un ex fiscal y estoy herido. Llévenme al hospital» y arrojó la pistola al suelo.

Mientras el portavoz de la DNCD, Buenaventura Bueno Torres, dijo que el ex fiscal había denunciado en un canal de televisión de Cotuí que agentes involucrados en tráfico de drogas.

Indicó que en ningún momento se acusó a Duarte Suárez estar involucrado en asuntos de drogas y que no debió huir cuando los agentes se presentaron al parque.

El médico legista de la provincia Monseñor Nouel, Cristóbal Ortiz, dijo Bueno Torres, estableció que las lesiones que recibió el agente Uceta Díaz curarán en quince días «salvo complicaciones».

Dijo que el proyectil aún está en el chaleco antibalas que mostró a los periodistas y que se analizará para determinar si fue la pistola del ex fiscal la que la disparó.