Sergio Vargas quiere usar su curul para unir artistas

Sergio Vargas quiere usar su curul para unir artistas

POR JORGE RAMOS
A Sergio Vargas le sigue preocupando la falta de solidaridad que caracteriza a los artistas dominicanos. Por eso quiere utilizar su curul en el Congreso Nacional para ver cómo puede hacerse una institución fuerte que unifique la clase artística nacional.

“El sueño de mi vida quiero hacerlo realidad, y es que siempre he pensado en que los músicos deben tener una casa club donde puedan pasar un momento agradable con su familia, ante las limitaciones económicas.

“Dime tú si un güirero maneja suficientes recursos para asistir a un club de entretenimiento, pero cuando exista la casa club del músico esa felicidad será posible”, expresó.

Sergio aclaró que no se trata de un sindicato, porque no quiere que se politice el asunto, sino, algo institucional que una a los músicos y cantantes en pro del bienestar de una gran familia como la que abarca el entretenimiento.     

 LOS PRIMEROS PROYECTOS

“He asumido con toda responsabilidad el compromiso de ser representante de mi comunidad en el Congreso Nacional, sin que afecte mis actividades artísticas, pues las sesiones son martes, miércoles y jueves”, manifestó Vargas.

“No sé si es por la fiebre, pero soy uno de los que llega más temprano, porque me gusta estar al tanto de todo, de modo que mi pueblo sienta el orgullo de que yo esté allí en su representación”.

Reveló a ¡ALEGRÍA! que el primer proyecto de ley en el que está involucrado es el Instituto Nacional del Emigrante, motivado por los más de tres millones de dominicanos que residen fuera de su país sin protección oficial.

“Ellos son un importante sostén económico de la República Dominicana, pues las remesas llegan desde fuera a contribuir con la economía de nuestras familias, contrario al turismo, cuyos inversionistas son muchos extranjeros que repatrian los dólares”.

Tras la inauguración de “El bar es teatro”, en el Teatro Nacional, proyecto del que forma parte junto a José Antonio Rodríguez, el artista explicó que por concepto de remesas, al país ingresaron aproximadamente 2.500 millones de dólares el año pasado.

“Entiendo que los dominicanos residentes en Estados Unidos y Europa necesitan que se les facilite la vida en muchos órdenes, principalmente en lo que tiene que ver con la burocracia de gestionar documentos. Da pena que haya criollos fuera de aquí que no puedan venir a darle el último adiós a algún familiar”, destacó.

“Hay otro proyecto con el cual estoy dispuesto a coger toda la lucha que amerite, y es que no es posible que todavía en el año 2006 los ciudadanos de Villa Altagracia estemos pagando las bellaquerías que se cometieron para complacer a Trujillo”.

Considera que debe resolverse el caso de su pueblo que con más de 100 mil habitantes está ubicado en el Norte del país y a la vez es municipio de una provincia sureña como San Cristóbal.

“Hay muchos sectores negados a que se siga con el festín de nuevas provincias, pero vamos a analizar la necesidad de los pueblos, y si queremos una sociedad organizada hay que comenzar resolviendo los problemas geográficos heredados”, significó Sergio Vargas.

EL CASO DE MIAMI

Sobre el caso de los comentarios negativos que sobre su persona hicieron en Miami los conductores del programa “El vacilón de la mañana” por Zol, el intérprete de “La ventanita” dijo que si ellos se calman dejaría eso así, pero si insisten en dañar su soberanía, el caso va a llegar muy lejos.

“A ellos se les fue la mano, sobrepasaron mi condición de músico, de artista y de político y se metieron directamente a lo que se llama violación a los derechos humanos”, expresó.

Vargas indicó que ese señor lo tildó de “animal”, a través de un micrófono que llega a millones de hogares, sólo porque su ideología no coincide con la del comunicador. Precisó que de todos modos la demanda está en camino.

“Cosas así se la hacen a diario a muchos dominicanos, porque nos tratan como empleados domésticos en el extranjero; de ahí la importancia que tiene la creación del Instituto Nacional del Emigrante, para cuando una persona como esa se meta con un criollo, sepa que no estamos solos y se las va a ver con una entidad”.

Agregó que otras nacionalidades se defienden y se protegen entre ellos, como sucede con los puertorriqueños y los cubanos, contrario a los dominicanos, que cuando los lastiman tienen que defenderse solos.

VIENE NUEVO DISCO

A raíz del conflicto surgido en Miami, Sergio suspendió las conversaciones que había sostenido con representantes de un sello disquero independiente allá, debido a que no negocia su dignidad.

“Si está en juego mi orgullo dominicano, no quiero negocios con ellos y se acabó”, apuntó el artista y congresista.

Adelantó que su nueva producción discográfica está casi terminada y constará de diez temas, entre merengues para el oído y para los pies y un homenaje en boleros a Pete “Conde” Rodríguez.