Senado de EEUU comienza debate reforma migratoria

Senado de EEUU comienza debate reforma migratoria

WASHINGTON. AP. El Senado comenzó formalmente ayer a debatir una reforma migratoria que concedería la opción de la naturalización a 11 millones de inmigrantes sin documentos, horas después de que el presidente Barack Obama exhortó a los legisladores a aprobarla.   

Tras aprobar dos medidas de procedimiento por amplio margen, el pleno del Senado dejó abierto el debate de un proyecto de ley redactado por un grupo bipartidista de ocho senadores que busca condicionar a un reforzamiento de la seguridad fronteriza la opción a la naturalización de los 11 millones de inmigrantes sin papeles que no tengan prontuario policial, que paguen multas por 2,000 dólares y que pasen 10 años con un estatus provisional que les permita trabajar y viajar al extranjero.   

Hasta la noche de ayer, 16 senadores habían presentado 46 enmiendas al proyecto de ley —incluyendo 11 con estrictas correcciones técnicas— y se esperaba que la cifra aumentara durante las próximas horas.

El demócrata por Vermont Patrick Leahy introdujo tres enmiendas al comenzar el debate, incluyendo una para garantizar los mismos derechos a las parejas homosexuales que a las heterosexuales, como el poder solicitar la residencia y ciudadanía de la pareja gay que no tiene estatus legal.   

Leahy había desistido de presentar esa enmienda durante el debate celebrado el mes pasado por la comisión judicial que él preside, ante las advertencias de dos senadores republicanos autores del proyecto de ley de que esa enmienda los obligaría no solo a votar en contra sino a abandonar el llamado grupo de los ocho.    

“La búsqueda de protección legal igualitaria para la comunidad LGBT es lo correcto. Ahora que el Senado en pleno se dedica a debatir el proyecto de ley migratoria, la pelea por la igualdad debe continuar”, indicó.   

El republicano por Iowa Chuck Grassley presentó una enmienda para que el departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) certifique haber logrado control efectivo de la frontera con México durante seis meses antes de que los inmigrantes sin documentos puedan comenzar los trámites para su legalización.   

El proyecto de ley actualmente establece que los interesados pueden iniciar los trámites para su legalización después de que DHS presente al Congreso dos planes de seguridad fronteriza.