Seis años de cárcel a 6 adolescentes por muerte de universitario en Nicaragua

Seis años de cárcel a 6 adolescentes por muerte de universitario en Nicaragua

Managua, (EFE).- La Justicia nicaragüense condenó hoy a seis años de prisión a seis adolescentes por los delitos de homicidio y robo agravado contra un estudiante de arquitectura que se resistió al robo de su teléfono móvil, un caso que ha causado conmoción en la comunidad universitaria.

La sentencia fue dictada por la juez del segundo penal de adolescentes de Managua, Miroslava Calero, que declaró culpables a los seis adolescentes el 14 de julio pasado de asesinar a Evans Omar Ponce, un estudiante de arquitectura de 20 años, y hoy fijó la pena máxima a menores de 18 años en un centro correccional.

Los familiares del estudiante asesinado declararon a periodistas su satisfacción con la decisión de la jueza.

Ese crimen ocurrió a plena luz del día, en el nuevo centro de Managua, a escasos metros de la sede de la Policía Nacional.

A raíz de ese asesinato, un grupo de universitarios ha demandado a las autoridades aplicar penas mayores contra los criminales menores de edad. En ese sentido, han solicitado reformar el Código de la Niñez y la Adolescencia, que en uno de sus artículos establece una pena máxima de seis años en un centro especializado a los menores de 18 años que sean condenados por homicidio, asesinato, violación, tráfico de droga u otro delito.

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos, ha dicho que debe buscarse una «solución en conjunto y no aislada» a la criminalidad juvenil en Nicaragua. Mientras, organismos de la sociedad civil y los 18 jueces de los tribunales de adolescentes se han pronunciado en contra de una eventual reforma al Código de la Niñez y más bien han pedido a las autoridades fortalecer los programas de atención integral a jóvenes en riesgo.

Los universitarios han realizado distintas marchas desde el asesinato de Ponce, para recolectar 100.000 firmas que respalden la iniciativa de reforma al Código de la Niñez y Adolescencia. EFE