Se produce un ajuste gradual y sostenido en tasa de cambio

<P>Se produce un ajuste gradual y sostenido en tasa de cambio</P>

El pasado viernes la tasa de cambio cerró a 35.90 pesos por dólar; en febrero estaba en 35.64

La tasa de cambio ha aumentado en los últimos días de manera gradual y sostenida.

El viernes cerró a 35.90 pesos por dólar, desde 35.64 pesos por dólar en que estuvo a principios de febrero.

Particularmente, durante marzo ha sido más evidente la sostenibilidad del ajuste gradual que se observa en la tasa de cambio, la cual aumentó de 35.70 pesos por dólar el 2 de ese mes a 35.90 pesos por dólar el pasado viernes 27.

El gobierno había elaborado su presupuesto en base a una tasa de cambio de 37.50 pesos, y hay quienes estiman que el precio del dólar podría acercarse a  casi 40 pesos por dólar al final de año.

 El ajuste de la tasa de cambio se produce en momentos en que  exportadores han expresado conformidad  con el precio del dólar, y abogan por un ajuste hacia arriba.

Este ajuste tiene un costo fiscal para el gobierno en momentos en que las recaudaciones fiscales han bajado como resultado de la contracción económica.

El ajuste hacia arriba de la tasa de cambio aumenta el servicio de la deuda pública externa, ya que el gobierno tiene que erogar más pesos por los dólares que requiere para el pago de  capital e intereses de la misma.

El servicio de la deuda ha aumentado significativamente en los últimos años, al pasar de 36,000 millones de pesos en 2005 a 87,000 millones en 2008.

También el ajuste de la tasa de cambio tiene sus implicaciones  en el mercado de los combustibles,  ya que es una de las variables que se toma en cuenta para fijar sus precios, lo cual repercute en los subsidios que otorga el gobierno.   El ajuste en la tasa de cambio coincide con una reducción en las reservas internacionales del Banco Central, las cuales bajaron de 2,562 millones de dólares en 2007 a 2,288 millones en 2008.