Se hace unánime crítica a intento
importar tuberías de acueducto

Se hace unánime crítica a intento<BR>importar tuberías de acueducto

La Asociación de Industriales de Herrera y de la Provincia de Santo Domingo se sumó ayer a las demás asociaciones de empresas industriales del país que han criticado la decisión de importar, sin licitación y sin dar participación a las industrias locales,  las tuberías que se utilizarán en la construcción del acueducto Peravia, en perjuicio del Estado, de la industria nacional y del país.

Tras la denuncia hecha por la Asociación Dominicana de Fabricantes de Tuberías de que no se le ha tomado en cuenta para suplir las tuberías que se utilizarán en ese acueducto, no obstante estar en capacidad de producirlas de mejor calidad y a más bajo precio, la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), la Federación de Asociaciones Industriales (FAI) y la Asociación de Empresas Industriales de Haina, se han pronunciado en contra de esas pretensiones y en reclamo de que se le dé participación a la industria local.

Pero a pesar de la gravedad de la denuncia de que las tuberías que se pretenden importar les saldrían mucho más caras al gobierno y de que no se está cumpliendo con la ley que obliga a licitar las compras, dándoles participación tanto a las empresas nacionales como internacionales, nadie del gobierno ha querido opinar al respecto.

Al ser abordado el Instituto Nacional de Aguas Potables (INAPA), que es la institución que se creía tenía a su cargo el manejo del proyecto, su encargada de relaciones pública, Patricia Arache, escurrió el bulto y rebotó la pelota a la cancha de la empresa española Acciona Agua-Abi-Karran, que ejecutaría al proyecto. Alega  Arache que el Congreso aprobó el contrato  de préstamo del Acueducto de Peravia   y que se realizó una licitación pública en la que ganó la empresa Acciona-Agua-Abi-Karram-Morilla.

Ante esa situación dijo que Inapa no puede emitir una opinión sobre este problema, pues la empresa antes mencionada es la encargada de la construcción y de la compra de los materiales para la misma, a pesar de la denuncia de que  las tuberías que serían adquiridas les saldrían al Estado mucho más caras que  las adquiridas localmente.

Reporteros del periódico Hoy han intentado comunicarse con representantes de la empresa constructora, pero se les ha informado que no están disponibles y se les ha prometido que devolverían las llamadas,  sin que  esto haya ocurrido.

Algunos empresarios han expresado en privado que quienes están detrás de las importaciones de las tuberías se han colocado por encima del bien y el mal, “haciéndose los sordos ante las graves denuncias que se han hecho en torno a esa operación”.

El presidente de la Asociación de Industrias de Herrera y de la Provincia Santo Domingo, Wadi Cano Acra, consideró ayer que siempre y cuando los productores locales cumplan con estándares de calidad y precios competitivos, el Gobierno debe comprar esos insumos a la industria local, en vez de importarlos desde otros países. 

“Estamos muy en desacuerdo con que esos tubos sean importados, la Asociación no está a favor de favoritismos, entendemos que sin la producción nacional es competitiva y tiene los estándares de calidad adecuados, es la que debe apoyarse”, indicó Wadi Cano Acra,  presidente de la Asociación de Industriales de Herrera.

El dirigente industrial demandó del Gobierno, una explicación inmediata  de porqué dichos productos están siendo importados, y no comprados en en  el mercado  local.

Las claves

1.  AIRD

La presidenta de la AIRD ha dicho que es una situación desafortunada que se importen estos materiales que saldrían más caros que si se compraran a la industria local, que los produce de igual o mejor calidad.

2.  La FAI

La Federación de Asociaciones Industriales (FAI)  incluso exhortó a las empresas y asociaciones empresariales a denunciar las violaciones que se cometen  a la Ley de Compras Gubernamentales, vía la justicia, para que estas prácticas sean eliminadas.

3.  AEI-Haina

La Asociación de Empresas Industriales de Hiana: “No entendemos por qué se prefiere un producto extranjero mucho más caro cuando en el país hay productos iguales y de calidad internacional”.