Se forman largas filas detrás del gas propano

Se forman largas filas detrás del gas propano

La mayoría de las envasadoras de Gas Licuado de Petróleo (GLP) cerraron ayer por la falta del combustible cuando todavía miles de personas hacían filas en horas de la noche esperando que los establecimientos fueran abastecidos.

Miles de amas de casa y choferes del transporte público de pasajeros enfrentaban dificultades para conseguir GLP en los lugares donde todavía había en existencia.

La semana antepasada el representante de la compañía Shell y vicepresidente de la Refinería Dominicana de Petróleo (REFIDOMSA), Rafael Maradiaga, advirtió al gobierno que debe RD$250 millones de pesos que adeuda del subsidio al GLP, lo que afecta el flujo de caja de la empresa.

El gobierno congeló el precio del galón de GLP cuando llegó a RD$25 el galón. La Secretaría de Industria y Comercio informó que esta semana el gobierno paga RD$16.69 a los importadores como subsidio por cada galón de GLP.

El país importa un promedio mensual de 22 millones de galones de GLP. El año pasado el país importó un total de 260 millones de galones según los datos de la Secretaría de Industria y Comercio en su página Web.

Reporteros de HOY, en un recorrido, encontraron que una gran parte de las plantas envasadoras de GLP en Santo Domingo informaron que carecían del producto, pero aún así los choferes y las amas de casa se mantenían en filas esperando que el combustible llegue a las envasadoras.

En el Distrito Nacional se pudo comprobar que solo comercializaba el producto la envasadora Credigas ubicada en la calle Josefa Brea a esquina Padre Castellanos, la cual había recibido a las 4:00 de la tarde 11,500 galones.

El administrador de esta planta envasadora, José Florián, dijo que no sabía si recibirán combustible este martes, pero que anoche les quedaba muy poco para atender la demanda de las amas de casa y los choferes.

Explicó que en tiempos normales esa envasadora comercializa diario 12,000 galones de GLP, pero que con la crisis la demanda aumentó.

Entre las envasadoras cerradas por la falta del gas de cocina se encuentran Pueblo Gas, de la calle Moca a esquina Nicolás de Ovando; la ubicada en la Venezuela en la cabecera del puente Francisco del Rosario Sánchez, en Los Mina.

También la estación Credigas de la avenida Los Restauradores, de Sabana Perdida; Envasadora La Consciente, de Sabana Perdida; La Unica, en la Charles de Gaulle, asi como las plantas ubicadas en la avenida Jacobo Majluta, la Cafe Gas, ubicada en la avenida Colombia, Rey Gas, en la avenida Paseo de Los Reyes Católicos, y Propagas, de Puerto Isabela.

Las quejas de las personas que hacían filas en busca del gas para cocinar eran cada vez mayores y a más viva voz en la medida en que se acercaba la noche y comprobaban que la envasadora no había sido reabastecida.

Estimaban el desabastecimiento como un abuso y pidieron al gobierno buscarle solución al problema.

El chofer de taxi Wilson Féliz dijo que espera que entre este martes y miércoles se produzca un milagro y llegue el gas en abundancia.

En las administraciones de las envasadoras se informó que desconocen cuándo será normalizado el suministro.

[b]VICEPRESIDENTE DE LA SHELL[/b]

En una declaración ofrecida el pasado 23 de noviembre, Maradiaga, vicepresidente de la REFIDOMSA y representante de la Shell, condicionó el regular suministro de petróleo y sus derivados a que el gobierno pague a tiempo el subsidio que estableció para el GLP.

Explicó que en esa ocasión el gobierno tenía pendiente de pago a la Shell RD$250 millones por concepto del subsidio al GLP, aunque le habían dado un abono de RD$130 millones, pero que nuevamente la deuda se colocó en RD$220 millones.

[b]NO APARECIÓ[/b]

Anoche reporteros de HOY trataron de localizar por la vía telefónica y personalmente al presidente de la REFIDOMSA, Amaury Justo Duarte, pero en todos los casos resultó infructuoso.

En su residencia se informó que se le había olvidado el teléfono celular en la vivienda y aunque se le dejaron varios mensajes ninguno los respondió.

[b]EL TRANSPORTE[/b]

El presidente de la Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU), Ramón Pérez Figuereo, consideró ayer que las autoridades no tienen voluntad para garantizar el abastecimiento de GLP.

De acuerdo con el sindicalista, el desabastecimiento se debe a que el gobierno no está interesado en resolver el problema.

Pérez Figuereo sostuvo que dentro del gobierno, incluyendo a la secretaria de Industria y Comercio, «hay gente jugando a que en el país se produzca un estallido social».

«Cuando Industria y Comercio va a subir los precios actúa muy rápido, pero ahora no sale a proteger al pueblo y garantizar el gas», dijo.

«Más bien existe el ánimo de encubrir a los especuladores», añadió el sindicalista luego de encabezar un piquete frente a la Refinería Dominicana de Petróleo, en compañía de decenas de choferes y amas de casas que protestaban por la escasez de gas.

Pérez Figuereo dijo que el presidente de la Refinería, Amaury Justo Duarte, lo recibió después que hicieron el piquete y le informó que están despachando el 73% del gas que demanda el mercado, y dejó entrever que no se justifica la escasez.

Según el sindicalista, el funcionario atribuyó la escasez del carburante a la especulación. Reveló, asimismo, que Justo Duarte le dijo que el galón de GLP tiene un precio «real» de RD$41.

Denunció que algunas distribuidoras están vendiendo el galón de GLP a RD$35, diez más que el precio regular. Y agregó que en algunas envasadoras lo están racionando. Añadió que la crisis es tan grave que a la capital está viniendo gente de Barahona a comprar gas.

Indicó que más de 2,500 unidades del transporte público están paralizadas por falta de GLP.