Se escapan 10 reclusos en Puerto Plata; reapresan uno

Se escapan 10 reclusos en Puerto Plata; reapresan uno

Puerto Plata. La fiscal de este distrito judicial, Alba Núñez Pichardo, aseguró ayer que pudo haber complicidad de policías y agentes judiciales en la fuga de diez reclusos de la cárcel preventiva que funciona en la Dirección Regional Norte de la Policía Nacional con asiento en esta ciudad.

Mientras varios agentes al mando del capitán Ariel Colón, director del departamento de investigaciones Criminales (Dicrim), reapresaron en la comunidad de Guananico al fugado Miguel Alexander Francisco (Leleco), de 24 años, quien resultó herido de bala en ambas piernas y fue trasladado al hospital público “Ricardo Limardo”, donde permanece interno.

La magistrada Núñez Pichardo dijo que no es posible que de un recinto policial puedan fugarse tantos presos, sin que nadie advierta lo que pasa, ya que provoca gran alborto.

Dijo que Alexander Francisco reveló a las autoridades que la segueta que se utilizó para romper los barrotes de la ventana por donde pudieron escapar fue introducida a la cárcel en el interior de un cartón de jugo que un familiar le envió a un recluso preventivo.

Núñez Pichardo informó que varios policías y dos agentes judiciales que estaban de servicio cuando se produjo la fuga están bajo investigación.

La fuga. El vocero de la Policía en Puerto Plata, teniente coronel José Manuel Brito Melo, explicó que los reclusos lograron evadirse de sus celdas a eso de las 3:00 de la madrugada, tras romper unos barrotes de una de las ventanas laterales de dicha cárcel.

Brito Melo explicó que dos de los diez reclusos que se fugaron, Ángelo Flete Vargas y Breilin Rodríguez, están condenados a 30 años por haber matado a dos personas durante dos asaltos que cometieron por separado en las comunidades de Sosúa y Altamira, por los que son considerados por las autoridades de Puerto Plata como individuos “altamente peligrosos”.

Flete Vargas mató o a una francesa que residía en Sabaneta de Yásica, Sosúa, para quitarle una cadena de oro; mientras Rodríguez asaltó y mató a un empresario de Altamira.

Los otros fugados son Domingo Pérez Ramos, Juan Reyes Gómez, Pablo Alexander Rodríguez, Manuel González, Vladi Pie, Papito Belmont y Cristian Rosario Rondón.