Se agudiza crisis por comicios en México

Se agudiza crisis por comicios en México

MEXICO  (AFP).- El encono político en México se agudizó ayer, martes, con nuevos videos presentados como pruebas de fraude por el candidato presidencial declarado perdedor, Andrés Manuel López Obrador, mientras que la derecha también decidió impugnar parte de los resultados.

López Obrador presentó este martes dos nuevos videos con presuntas irregularidades, en los que se observan a individuos manipulando papeles y cajas, presuntamente en un depósito de material electoral.

Sin embargo, a la distancia en que fueron grabados no se distingue de qué tipos de documentos se trata.

A pesar de todo, los videos “fundamentan la necesidad de abrir los paquetes electorales”, dijo el político izquierdista en rueda de prensa, en la cual aseguró de nuevo que eran pruebas de “irregularidades”.

López Obrador, que perdió oficialmente por 0,58% de votos frente al conservador Felipe Calderón, exige que se cuenten de nuevo los 41,7 millones de sufragios emitidos, y para ello impugnó los comicios ante el Tribunal Federal Electoral.

El dirigente de izquierda presentó el lunes otros dos videos y en uno de ellos aparecía un individuo depositando varios votos en una urna.

El Instituto Electoral (IFE) explicó luego que el individuo en cuestión era el presidente de una casilla electoral, que una vez iniciado el conteo de votos depositó en la urna correcta unos sufragios de la elección legislativa, que habían sido depositados en la urna de votación para presidente.

 “El presidente de la casilla no debió meter los votos (…) a la urna (…) debía, como dice la ley, separarlos” mientras se contaban, explicó Ricardo Monreal, del equipo de campaña de López Obrador.

El lunes, el candidato izquierdista dijo que ese video mostraba “pruebas irrefutables del fraude generalizado en todo el país”, si bien el martes reconoció de manera implícita que se trató de una “ilegalidad que no debe ser solapada”.

Interrogado sobre las observaciones de organismos internacionales, como la ONU y la Unión Europea, en el sentido de que no registraron una manipulación masiva en las elecciones, el político izquierdista respondió: “Los observadores internacionales observaron pero no vieron”.

Desde los 300 distritos electorales del país están previstas este miércoles marchas de simpatizantes de la alianza de izquierda Por el Bien de Todos, que tendrán como destino la Ciudad de México, en una “lucha bastante larga” y “permanente”, como la describió el lunes Jesús Ortega, jefe de campaña de López Obrador.

Ante el llamado de movilización por parte de la izquierda, Felipe Calderón exhortó este martes a sus simpatizantes a mantener la calma.

“Ganamos las elecciones en las urnas con la participación de millones y millones de mexicanos, de manera pacífica; por eso invito a mis seguidores a mantener la calma”, declaró Calderón en una rueda de prensa.

Pero el partido Acción Nacional (PAN) también decidió impugnar casillas ante el Tribunal Federal Electoral, en varios estados donde fue declarado perdedor.

En medio de la polémica, el presidente Vicente Fox reanudó el lunes sus actividades, suspendidas durante más de una semana, con una polémica declaración que ha sido interpretada como un dardo más contra López Obrador.

“Por más que haya renegados, el país va avanzando”, fueron las palabras del presidente mexicano.

EL PRD replicó acusando a Fox de “traidor a la democracia”.