Se agrietan 21 escuelas Nagua y 8 en Sánchez

Se agrietan 21 escuelas Nagua y 8 en Sánchez

NAGUA. MARÍA TRINIDAD SÁNCHEZ.  Veintiuna  escuelas públicas de esta  provincia  y la extensión de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, y ocho escuelas del municipio de Sánchez, Samaná, sufrieron  grietas en sus paredes, por el sismo de  5.3 del pasado  lunes, que  tuvo  una  réplica  que se produjo a las 10:40  de la mañana de ayer.

 Como consecuencia de la situación,  fue muy poca la asistencia de los estudiantes de la tandas  vespertina y nocturna en todos los planteles  públicos y privados.

El informe dado a conocer al director de la regional número 14 del Ministerio de Educación, Francisco Reynoso Consuegra, y por   los directores de los distritos escolares números 14-01, 14-02, 14-03 y 14-05, este último del municipio de Sánchez,   dan cuenta de que estos centro educativos sufrieron agrietamiento  en diferentes lugares.

De estos planteles solamente   representa  peligro para impartir docencia la escuela básica de Caño Debajo, de este municipio, mientras que   en las demás se está impartiendo docencia,  aunque con escasa asistencia de  los estudiantes, ya que en la población de mantenía  en  pánico, que aumentó con el movimiento sísmico de la mañana de ayer.

A nivel privado no se reportado daños físicos a las edificaciones  de los diferentes planteles, aunque decenas de niños resultaron desmayados  en toda la provincia, siendo más notorios en los municipio de Río San Juan, Cabrera y esta ciudad, además de que sufrieron  con vómitos y otros malestares a causa del  pánico creado por el temblor de tierra.

Todos fueron llevados a diferentes centros asistenciales, pero fueron despachados de inmediato  cuando lograron estabilizarlos.

 Personas  desesperadas  salieron de sus casas, escuelas públicas, colegios privados  e iglesias, pensando  que iba a pasar lo mismo que ocurrió  en el  1946,  que destruyó a la comunidad de Matancitas, de este municipio.

La presidenta de la Defensa Civil de esta provincia  Minerva Santos, llamó a la población a tener calma,  mientras  el gobernador provincial, Ricardo Pichardo,  también llamo a la población a mantener la calma, pero reconoce que “todos sufrimos un susto”.