Sarna en humanos, más común de lo que usted cree

Sarna en humanos, más común de lo que usted cree

POR ANNA JIMÉNEZ
La escabiósis afecta a cualquier persona, independiente de su raza, sexo o clase socioeconómica; incluso, independiente de sus hábitos de higiene. Se calculan más de 300 millones de casos en el mundo por esta enfermedad en un año.  Es una enfermedad contagiosa de la piel ocasionada por el pequeño parásito sarcoptes scabiei.

Es conocida  como sarna y su nombre científico es acariásis sarcóptica.

Este minúsculo parásito, que sólo se ve a través de una lupa, acompaña al hombre desde hace más de 3000 años. Causa intenso escozor en la piel afectada y es altamente transmisible.

SINTOMAS

La presencia de una erupción cutánea (salpullido) con picor, típico de la sarna, es debido a una reacción alérgica al ácaro y generalmente comienza unas cuatro semanas después del inicio de la infección.

Los insectos se pasan de una persona a otra por contacto de piel a piel.  Los síntomas son debido a la reacción alérgica y esta tarda semanas en presentarse, lo que hace posible que en la fase inicial de la enfermedad una persona pueda transmitir la enfermedad a otros a pesar de no tener la erupción o el picor. El parásito afecta sólo a las personas, los animales domésticos ni la padecen ni la transmiten.

El signo más típico de la sarna es el picor intenso. Es particularmente molesto durante la noche, por lo que los niños que padecen sarna suelen estar intranquilos y generalmente duermen muy mal. La erupción de la sarna está formada por pequeños bultitos rojos, ocasionalmente se ven vejigas, o pequeñas úlceras con costras.

En niños mayores y adultos se presenta típicamente entre los dedos y en las muñecas, codos, sobacos, pechos, cintura, ingle y genitales. En los bebés, las manos, pies y axilas se afectan casi siempre y a veces en el cuero cabelludo y la cara.

La sarna no causa fiebre a menos que exista una infección bacteriana sobreañadida. El salpullido no se quita, continúa indefinidamente, haciéndose más intenso y diseminado hasta que se trate adecuadamente.

TOMANDO PRECAUCIONES

La sarna en humanos puede ser más común de lo que usted cree y nuestro país tiene un clima propicio para que esta se desarrolle en cualquier rincón de la casa. Para ello es necesario tomar algunas precauciones e informar al resto de la familia, para que se integren a la tarea. Descartar alfombras viejas de fibras, desmontar y lavar las cortinas tres veces por mes o aspirarlas con una herramienta de mano, aspirar los colchones y cojines al menos tres veces por año, lavar las colchas y edredones una vez por mes y evitar el cúmulo de ropa contaminada (tras un día en el campo, por ejemplo) por mucho tiempo.

Recuerde, que si siente uno de los síntomas antes mencionado, debe acudir de inmediato a su dermatólogo para poner los correctivos de lugar a favor suyo y el de su familia, aunque ninguno de ellos presente síntomas.

—-

Para comentarios o sugerencias, escríbanos  a cienciaplus@yahoo.com