Santo Domingo supera a SPM en producción de peloteros

Santo Domingo supera a SPM en producción de peloteros

POR FRANK PEÑA
NUEVA YORK.-
De 1951 hasta hoy, 54 años, 388 peloteros nacidos en la República Dominicana y 3 en los Estados Unidos, pero con padre y madre dominicanos, han participado en el béisbol de las Grandes Ligas, para un total de 401.

Ronnie Belliard, Alex Rodríguez y Moisés Alou son los 3 dominicanos de sangre y norteamericanos por nacimiento, pues nacieron en el Bronx NY, Manhattan NY, y Atlanta-Georgia.

Los 401 peloteros citados nacieron en 73 diferentes ciudades y lugares; 70 de esos sitios están en la isla de Santo Domingo y 3 en Norteamérica.

Se ha repetido tanto que la mayoría de los jugadores dominicanos han nacido en la ciudad de San Pedro de Macorís, que yo hasta hace unos tres días aceptaba esa afirmación como una verdad fuera de discusión.

Pero terminada la búsqueda de datos para redactar este artículo, descubrí que lo de San Pedro de Macorís es una más de las leyendas y fantasías que adornan la Historia Dominicana.

La ciudad de Santo Domingo, capital de la República Dominicana, es el lugar del país que ha parido más peloteros para incursionar en la pelota de las Mayores: 92 jugadores.

San Pedro de Macorís como ciudad sólo ha producido 65 jugadores de las Grandes Ligas.

En Santiago han nacido 27 peloteros de Grandes Ligas, 25 en San Cristóbal, 12 en Baní, 11 en La Romana, 8 en Monte Cristi, 7 en Nizao y San Francisco de Macorís respectivamente, 6 en Villa Mella y 6 en Puerto Plata. La Vega ha visto nacer 5 jugadores de las Mayores, como también Nagua, Barahona y Haina; 4 nacieron en cada uno de estos lugares: Azua, El Seibo, Guayubín, Hato Mayor y Las Matas de Farfán.

Tres peloteros de las Mayores nacieron en Mao, y lo mismo ocurrió en Rancho Viejo, Bonao, Sabana Grande de Boyá, San Juan de la Maguana, Villa Altagracia, y Villa González.

Dos peloteros del béisbol de las Mayores son oriundos de San José de los Llanos; igual cantidad de jugadores proviene de Tenares, Don Gregorio, Elías Piña, Esperanza, Laguna Salada, Laguna de Cabrera, y Moca.

Un jugador de Grandes Ligas ha nacido en cada uno de estos sitios o lugares: Jarabacoa, Higüey, Manoguayabo, Palenque, Río San Juan, Altamira, Bajos de Haina, Boca Chica, Cabrera, Fantino, Guaymate, Guerra, Samaná, San Isidro, San José de Ocoa, Sánchez, Villa Vásquez, Yamasá, etcétera.

Un gran número de cronistas deportivos asegura que el béisbol dominicano es un deporte ligado a la economía azucarera y a la inmigración de obreros negros (cocolos) de las islas inglesas de la región del Caribe.

En parte, la hipótesis cocola y azucarera explica el porqué en San Pedro de Macorís, lugar con ingenios azucareros y muchos obreros de piel negra, predomina la cultura beisbolera. En Constanza, Jarabacoa y Moca, lugares donde predomina la gente blanca de origen canario o español, el béisbol ha tenido poco impacto.

No hay una explicación clara y convincente acerca del fenómeno de que Samaná, un lugar con una gran presencia de negros de origen inglés, sólo haya tenido un jugador de pelota en las Mayores.

Santo Domingo y Santiago sin poseer centrales azucareros son dos ciudades productoras de grandes cantidades de peloteros; recuérdese que la Capital, Santo Domingo, ha producido más jugadores de béisbol que las ciudades de San Pedro de Macorís y la Romana, centros productores de azúcar, y que Santiago es la tercera región de la Isla con más peloteros profesionales en las Mayores.

Los dominicanos de forma automática ligan los nombres de muchos peloteros con el lugar donde nacieron. Por ejemplo, Monte Cristi significa para muchos Osvaldo Virgil, primer dominicano en las Mayores; Laguna Verde es lo mismo que decir Juan Marichal.

Mencionar San Pedro de Macorís es como decir Rico Carty, Sammy Sosa, George Bell, y Alfonso Soriano. Cuando se dice Santiago es recordar a Winston Llenas y a Miguel Diloné.

Hablar de los hermanos Olivo es como hablar del pueblo de Guayubín; Haina es sinónimo de Felipe, Jesús y Mateo Alou. Altamira es Bartolo Colón, Manoguayabo Pedro Martínez, Baní Miguel Tejada, Rancho Viejo José de León, y Mao es Pedro Borbón padre.

Escribir Moca es mencionar a Damasito García, San Cristóbal a Raúl Mondesí, San Francisco de Macorís a Julián Javier, Villa Altagracia a Nino Espinosa, y Villa Mella a Cecilio Guante.

108 peloteros, 27% de los 401 jugadores dominicanos objeto de este trabajo, estudiaron hasta el nivel de bachillerato o secundaria.

26 jugadores de la ciudad de Santo Domingo alcanzaron ese grado escolar; 13 de San Pedro de Macorís; 7 de Santiago; 5 de San Cristóbal; 4 de Barahona; y 3 de Azua, Monte Cristi y Puerto Plata.

2 estudiantes con estudio de bachillerato nacieron en Baní, Cotuí, El Seibo, La Vega, Mao, Nizao, San Francisco de Macorís, San Juan de la Maguana, Villa Mella, y Las Matas de Farfán.

10 peloteros dominicanos estudiaron el bachillerato en el extranjero:

Manny Ramírez y Franklin Gracesqui fueron al liceo George Washington de Nueva York, Pedro Borbón hijo al liceo De Witt Clinton del Bronx NY, y José de León al Perth Amboy de New Jersey. Víctor Díaz estudió en Clemente High School de Chicago, Juan Peña en Miami High School de Florida, y Henry Mateo en el Centro de Estudios Libres de Puerto Rico.

Alex Rodríguez, Ronnie Belliard y Moisés Alou, nacidos en Estados Unidos, fueron a la secundaria en territorio norteamericano.

En la mayoría de los casos, los que estudiaron hasta el nivel de bachillerato se manejan mejor ante los medios de comunicación, como Tony Cabeza Fernández, Julio Franco, Pedro Martínez, Tony Peña, José de León, y David Ortiz.

Miguel Batista, nacido en la Capital, es tal vez el único pelotero intelectual y poeta en la historia de las Grandes Ligas; es común ver a Batista leyendo libros de literatura, religión y filosofía en el clubhouse del equipo, mientras otros disfrutan un buen merengue a alto volumen.

Figuras emblemáticas de las Mayores como Mickey Mantle, Cy Young, Willie Mays, Hank Aaron, Ted Williams, Pete Rose y Stan Musial nunca pisaron un aula universitaria.

Sin embargo, 13 jugadores dominicanos procedentes de un país pequeño y subdesarrollado, han sido a la vez estudiantes universitarios y peloteros profesionales. Esa cantidad de jugadores universitarios, 13, representa el 3% de todos los jugadores dominicanos en las Mayores.

Si es poco o mucho 13 universitarios de un total de 401 jugadores, lo dejo al criterio de los lectores.

Rafael Bournigal, se registró en Florida State University; Julio Lugo estuvo en Connors State College; Pedro Borbón hijo fue a Ranger College; y Edwin Almonte estudió en College of St. Francis.

He aquí el resto de los 13 universitarios con sus respectivos centros académicos.

Moisés Alou, Canada College; Albert Pujols, Maple Woods Community College; Pedro Martínez, Ohio Dominican; Plácido Polanco, Miami-Dade College; José Bautista, Chipola College; Andy Mota, California State University; Luis Ortiz, Union University of Tenn.; Carlos Peña, Northeastern University; y Juan Peña, Miami-Dade College.

frankpena1948@aol.com