Salud
Cómo prevenir o retrasar el crujir de las articulaciones

<STRONG>Salud<BR></STRONG>Cómo prevenir o retrasar el crujir de las articulaciones

Prevenir
El crujir de las articulaciones es un proceso fisiológico que le sucede a la mayoría de la gente, ya que van degenerando con la edad.

El líquido sinovial, los meniscos, los huesos… todos, a partir de cierta edad, conllevan procesos degenerativos que, por un lado, facilitan las lesiones y roturas y, por otro, hacen que la estabilidad sea cada vez peor: aparecen crujidos por falta de lubricación o del espesor del líquido o lesiones en los cartílagos.

Una de las patologías es la artrosis, una degeneración del cartílago y de los huesos  que produce rigidez y dolor en las mismas.

Esta enfermedad suele aparecer en edades tardías, pero el daño comienza más tempranamente, lo que se refleja en esos peculiares crujidos.

Aliviar los síntomas. El remedio es difícil, pues este mal es consecuencia de una degeneración.

Hoy día solamente se dispone de tratamiento sintomático.

Pero algunos remedios pueden ayudar a prevenir o retrasar estos procesos.

Por ejemplo, una buena dieta saludable e ingerir buena cantidad de agua, para hidratar los cartílagos. El ejercicio físico es saludable, ya que impide la anquilosis de las articulaciones. Así que saque sus zapatos deportivos y dispóngase a ejercitarse durante la semana.

Cuando las espinillas   atacan

Prevenir.   En épocas de estrés, diversas enfermedades pueden agudizarse o esencadenarse.

Entre ellas podríamos citar la dermatitis seborreica o el acné que, en ocasiones, suele manifestarse en la misma zona.

En esta última se produce una alteración hormonal que origina un incremento en la secreción de las glándulas sebáceas y un empeoramiento con cambios que provocan la aparición de lesiones (las tediosas espinillas).

Por tanto, lo primero es ir al médico para que diagnostique cuál es el origen de la aparición de este grano.

Él establecerá el tratamiento y determinará la dieta o consejos que refuercen dicho tratamiento.

Hierro: ni mucho ni poco es bueno

Prevenir.    La carencia de este mineral produce anemia, y la abundancia puede derivar en hemocromatosis, un grupo de patologías que, si no se tratan, pueden causar daños graves e irreversibles en órganos vitales como el corazón, el hígado o el páncreas. Pueden ser hereditarias o adquiridas. El diagnóstico temprano es fundamental para tratarlo.

¿Problema sexual? ¡Ojo al corazón!

Prevenir.   Los médicos recuerdan que la disfunción eréctil no es sólo una alteración que afecta al hombre en sus relaciones sexuales y sociales, sino que puede ser signo de aviso de una enfermedad cardiovascular, por lo que se debe acudir a la consulta del urólogo ante las primeras manifestaciones para poner remedio a la falta de erección y prevenir males cardiovasculares.