Salud y belleza
¡Felicidades a un padrazo!

<STRONG>Salud y belleza<BR></STRONG>¡Felicidades a un padrazo!

A ún este domingo es propicio para extenderles una felicitación especial a todos los padres por su gran día. Sin embargo y con todo el respeto que merecen, nuestra columna en esta ocasión va dedicada a un gran padre, cariñoso, ejemplar, comprensivo y entregado por completo a sus hijas, Román Andrés Jáquez Liranzo, mi esposo. La palabra padre es muy compleja y según el significado que nos aporta el diccionario Larousse se refiere a: “Hombre o macho que ha engendrado un hijo”, “Cabeza de una estirpe, familia o pueblo”.

En nuestra opinión un verdadero “Padre” debe reunir además otras características complementarias. Padre es quien siempre está dispuesto a ser colaborar, apoyando el proceso de formación y educación de sus hijos e hijas. Aquel quien a pesar de sus ocupaciones laborales y profesionales, siempre apartará tiempo para jugar con sus hijos, leerles un cuento, escucharlos, llevarlos al colegio, a la clase de baile, natación o simplemente a ver y dar de comer a las palomas del Parque Colón en la Zona Colonial. 

El que dentro de su agenda contempla como punto importante la reunión del colegio, entrega de notas, presentación de fin de año, el cumpleaños, función del jazz y sobretodo la cita infaltable de los momentos memorables e importantes en la vida de sus hijas(os), tales como reconocimientos, la primera lección de manejo y llevarlas por primera vez al zoológico, acuario o al museo. Es por esta y muchísimas razones más, que no todos los que engendran o son jefes de familia pueden ser llamados verdaderos Padres. Varón,  que además de su naturaleza de engendrar, asume todo lo explicado es quien merece ser llamado Padrazo, que según reza elLarousse “es un padre muy dedicado a sus hijos” ese eres tú Román y  cómo no destacar tu alta calidad humana.