Salud visual

Salud visual

DOCTOR HERBERT STERN
Al preparar a sus hijos durante el próximo año escolar, los padres tienen a menudo una lista de control para asegurarse de que los niños se preparen apropiadamente. Se compra la nueva ropa de la escuela, los suministros de la escuela suficientes, tales como libros, mascotas, etc, e incluso confirman su archivo de vacunas. Hay a menudo, sin embargo, una tarea vital pasada por alto: asegurarse de que los niños tienen hecho un examen de la vista.

El 25% de los niños tiene algún trastorno ocular. En las edades de tres a cinco años de edad, casi uno entre 20 tiene un problema que podría producir la pérdida de visión permanente si no es tratado. Y todavía, casi 80% de los preescolares no reciben una adecuada vigilancia de su visión.

La mayoría de las enfermedades oculares no se detectan en un examen de rutina por su pediatra por lo que es necesario que sea el oftalmólogo el encargado de realizar esos exámenes. Entre las condiciones más frecuentes y de importancia que se detectan están:

 El estrabismo: a veces le llaman ojos cruzados. Se produce por un desequilibrio de los músculos extraoculares.

La ambliopía: un desorden serio en que el cerebro elimina una imagen de mala calidad que proviene de un ojo que no aporta una buena imagen.

Ptosis: es la caída del párpado superior. El párpado puede inclinarse ligeramente o puede cubrir el eje visual del  paciente completamente.

Los errores refractivos: cuando la forma del ojo no refracta la luz propiamente, para que la imagen que uno ve está borrosa. Los errores refractivos incluyen miopía, hipermetropía y astigmatismo. Sí no se descubre en su fase temprana, muchas de estas dolencias pueden producir la pérdida de la visión permanente.

Nunca es demasiado temprano para preocuparse por los problemas visuales de los niños ya que el examen a tiempo puede prevenir muchas de las complicaciones o repercusiones funcionales que estos defectos presentan.
——-
h.stern@verizon.net.do