Salud Pública instala centro de atención médica en Santiago

Salud Pública instala centro de atención médica en Santiago

Por ALTAGRACIA ORTIZ
La Secretaría de Salud Pública instaló en la provincia de Santiago un centro de operaciones médicas para dar asistencia a todos los desplazados en esa ciudad por las inundaciones provocadas por la tormenta Olga a su paso por el territorio nacional.

La información la ofreció ayer el secretario de Salud Pública, doctor Bautista Rojas Gómez, quien viajó la mañana de ayer a esa provincia para coordinar las acciones sanitarias a implementarse.

También dispuso que en las principales provincias de la región Norte afectadas por las lluvias  sean reforzadas las emergencias de los hospitales con personal médico y medicamentos, y la instalación por los menos cinco clínicas móviles en igual número de ciudades.

El doctor Rojas Gómez instruyó al Centro Nacional de Control de Enfermedades Tropicales  (CENCET) a que inicie inmediatamente acciones de control de vectores en las zonas inundadas y en los refugios donde se encuentran los desplazados, tales como fumigación y eliminación de reservorios de mosquitos.

Mientras que ordenó a la Dirección de Salud Ambiental que abastezca de agua, cloro y letrinas móviles a cada uno de los refugios habilitados en las zonas de riegos.

 En tanto que la Subsecretaría de Asistencia Social distribuye colchones, sábanas, frazadas, mosquiteros, medicamentos y raciones alimenticias entre los desplazados por las lluvias de la tormenta Olga.

El titular de Salud señaló que la Dirección Regional de Salud de la zona Norte, la Dirección General de Emergencias y Desastres, la Dirección de Salud Ambiental y el Centro de Enfermedades Tropicales están tomando todas las medidas preventivas para evitar que todos los lugareños puedan ser afectados por enfermedades propias de las inundaciones.

Asimismo, aseguró que inmediatamente se identifiquen todos los lugares de refugio se procederá a la vacunación de los afectados y se dispondrá también de otras medidas de control de alimentos y desechos sólidos, para evitar enfermedades como el tétanos, sarampión, meningococcemia, gripe, diarrea y

“Tal como hicimos cuando ocurrió la tormenta Noel, estamos acudiendo con tiempo, para lograr el control sanitario de estas comunidades”, expresó Rojas Gómez. Las condiciones de pobreza en que viven numerosos grupos dominicanos hace que sean mayores los niveles de insalubridad.

Los huracanes hacen más daño en esas  poblaciones vulnerables en todo el país.