Sacerdote denuncia maltratan haitianos

Sacerdote denuncia maltratan haitianos

POR TEUDDY A. SANCHEZ
JIMANI.-
El sacerdote José Ramón de la Cruz Fernández denunció que los miembros del Ejército que realizan la Operación Vaquero en la zona fronteriza están maltratando a los haitianos a quienes sacan de las propiedades agrícolas y de las viviendas para su deportación.

El párroco de la Iglesia Católica dijo que esa acción no es el objetivo de la Operación Vaquero, y que existe preocupación ante esta situación.

«La misión de Operación Vaquero es proteger, preservar y cuidar la soberanía y más ahora en la frontera, pero no penetrar a las viviendas y propiedades y correr a los haitianos», dijo.

El sacerdote dijo que los militares están en esta zona desde hace tres semanas, lo que mantiene tensa la situación, porque a las personas no le han explicado cual es la misión de los soldados. Dijo que a pesar de que el secretario de las Fuerzas Armadas, Pared Pérez ha dicho que la misión de los militares es preservar la frontera, se están produciendo situaciones que en vez de mejorar empeoran.

«La tensión de la gente ha aumentado, la relación domínico-haitiano con los mercados que se realizan tanto en Jimaní como en el Limón se ha visto un poco afectado por la presencia de tantos militares», dijo.

Manifestó que esto se produce porque cuando los haitianos ven tantos militares en los alrededores de los mercados huyen, aunque no le vayan a apresar.

De la Cruz Fernández expresó que hay que evitar que los mercados que se realizan lunes y jueves en la frontera y el que se realiza diario en El Limón y Jimaní no sean afectados por la presencia de los militares.

Dijo que los haitianos que vienen a Jimaní desde pueblos cercanos del vecino país llegan a vender, comprar y retornan a los pueblos y no afectan la vida normal de esta localidad.

El religioso indicó que esta situación ha provocado que la situación en la frontera domínico-haitiana esté desde hace más de tres semanas un poco tensa, ya que en ocasiones los haitianos son sacados de las viviendas y de las propiedades agrícolas.