Sabores naturales y artificiales

Sabores naturales y artificiales

Un sabor natural proviene de fuentes naturales –como la canela, el café, los cítricos o las almendras-, que se emplean en pequeñas cantidades para darle sabor a determinados alimentos. Pueden provenir también de la carne, mariscos, aves, lácteos y alimentos fermentados.

Los sabores artificiales, por otra parte, combinan productos químicos sintéticos que con frecuencia se parecen con los sabores encontrados en la naturaleza. Estos “saborizantes” no contienen calorías, ni nutrientes.  

El término “natural” tiende un tanto a la confusión, porque los saborizantes naturales no solo se “exprimen” de la planta o producto animal, sino que pasan por un proceso de laboratorio para extraer los productos químicos que definen el sabor.

¿Entonces, por qué utilizar los artificiales? Por una parte, es más fácil y más barato producir algo en un laboratorio. También salva a las plantas –a veces, plantas escasas- de la destrucción. Los sabores artificiales también son más estables y es menos probable que se alteren, por lo que duran más en los estantes. Y contrariamente al criterio popular, los sabores artificiales no son menos seguros que los naturales; algunas personas pudieran ser menos alérgicos a los artificiales.

La Agencia para Alimentos y Medicamentos de EE UU no exige que se liste la fuente de los saborizantes, sino solamente si son naturales o artificiales. Pero a partir de 2006, habrá que especificar la fuente en la etiqueta, y si constituye un alérgeno importante como el maní, mariscos, o leche. Wellness letter

HORMONAS Y ESTRÉS DEPRIMEN A LA MUJER

Las hormonas son responsables de muchos problemas en la mujer. Y también son una de las causas de que las mujeres padezcan.

Casi tres veces más depresiones que los hombres, debido a la relación de los estrógenos con la síntesis de la serotonina, neurotransmisor implicado en numerosos trastornos psiquiátricos como la depresión.

Pero no son las únicas causantes de que 9% de las mujeres sufra depresión. Los factores que intervienen son múltiples. En el V Encuentro de salud de la Mujer se ha destacado que una de las causas más importantes de que la depresión sea más frecuente en la población femenina es el estrés, que está creciendo debido al papel múltiple de la mujer en la sociedad: cuidado de hijos y padres, tareas del hogar, el trabajo fuera de casa…

PEOR EN LA MENOPAUSIA

La etapa que más se asocia con los estados depresivos es la menopausia, momento en que se reduce la producción de estrógenos. En esta época, la depresión afecta a cerca de 20% de las mujeres, aunque entre el 60-70 % refleja síntomas depresivos. Prevenir

UN YOGUR TODAVÍA MÁS SANO

El yogur es un alimento sano: sus fermentos  lácticos  derivados de bacterias acidolácticas, provocan en el organismo reacciones que luchan contra las infecciones  gastrointestinales, potenciando el sistema inmune. Lo último en cuanto a este sano alimento, es que podría ser utilizado como inmunomodulador en ciertos tumores: mama, colón, vejiga y piel, donde parece actuar como preventivo o como agente que retrasa la aparición de segundos tumores. Prevenir

¿NO LE GUSTAN LOS VEGETALES?

  Pues están los jugos. Además del jugo de tomate, hay combinaciones de jugos vegetales como el V-8, que contiene zanahoria, apio, remolacha, lechuga, espinaca, perejil y berro. Son algo más alimenticios que el jugo de tomate, y suministran cerca del doble de beta caroteno y vitamina C (gracias a la vitamina C adicional, una taza aporta más de la cantidad diaria recomendada). La mezcla de jugos puede contener una mayor variedad de elementos químicos beneficiosos de las plantas. Y en el caso del jugo de tomate, por supuesto el ingrediente principal es muy alimenticio.

Pero hay tres problemas fundamentales con el jugo de vegetales enlatados, si se va a emplear como un sustituto de los vegetales en forma natural:

-Demasiado sodio. Una taza contiene 650 miligramos de sodio, cerca de una cuarta parte del máximo que usted debería consumir diariamente. Versiones más bajas de sodio están disponibles, con solo 140 miligramos por ración.

-Ínfima cantidad de fibra. Una taza de coctel de vegetales solo contiene 2 gramos, los vegetales tienen muchísimo más. Usted pudiera no estar consumiendo la cantidad recomendada entre 20 y 30 gramos de fibra al día..

-No hay variedad suficiente. Comer vegetales de hojas verdes, habichuelas, brócoli, col, cebolla, coles de Bruselas, batata, etc., le aportaría una cantidad de vitaminas mucho mayor, además de minerales, y otras sustancias beneficiosas que el jugo enlatado. Todos los días surge algo nuevo sobre los incontables químicos que contienen las plantas y vegetales –los químicos que protegen contras las enfermedades cardiacas, el cáncer y otros males–.

Un vaso o dos de jugo de vegetales al día es mejor que ningún vegetal. Pero si usted no ingiere vegetales, coma muchas frutas y cereales integrales para compensar la deficiencia de fibra y nutrientes.  Wellness letter