Rusia y EU abren negociaciones para el ingreso ruso en la OMC

Rusia y EU abren negociaciones para el ingreso ruso en la OMC

Moscú (EFE) .- Rusia y Estados Unidos abrieron ayer las negociaciones bilaterales con vistas al ingreso ruso en la Organización Mundial de Comercio (OMC) antes de la cumbre del G8 en San Petersburgo. Las delegaciones de ambos países están encabezadas por el ministro ruso de Desarrollo Económico y Comercio, Herman Gref, y la representante de Comercio Exterior de EEUU, Susan Schwab, que llegó hoy a Rusia, informó la agencia Interfax.

En una muestra de la voluntad que existe de alcanzar un acuerdo antes de que comience este sábado la cumbre del Grupo de los Ocho países más industrializados (G8), las negociaciones se prolongarán hasta el viernes, un día más de lo previsto en un principio.

Gref afirmó hoy que es “difícil” pronosticar si las negociaciones llegarán a buen puerto antes del G8, mientras Schwab dejó la puerta abierta al acuerdo en vísperas de su llegada a Moscú.

En caso de acuerdo, la firma del protocolo comercial entre ambos países podría producirse durante la visita oficial a Rusia del presidente estadounidense, George W. Bush, el próximo 15 de julio.

Al respecto, Bush aseguró hoy durante su visita oficial a Alemania que el ingreso de Rusia en la OMC responde también a los intereses de EEUU y se mostró “optimista” sobre la consecución de un acuerdo.

Con todo, agregó, “un punto fundamental es la agricultura: los norteamericanos quieren estar seguros de que sus productos disponen de acceso al mercado ruso. El otro punto es la defensa de la propiedad intelectual”.

Rusia ha concluido negociaciones comerciales bilaterales con todos los países miembros de esa organización multilateral (149), menos con EEUU.

El presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió la pasada semana que, en caso de que no se llegue a un acuerdo, Rusia “se sentirá liberada de las obligaciones adoptadas en sus negociaciones comerciales” para el ingreso en la OMC.

Putin ya acusó a principios de año a EEUU de poner trabas “adicionales” y dilatar “artificialmente” las negociaciones para el ingreso de Rusia.

Las pretensiones planteadas por EEUU han llevado a algunos miembros del Gobierno ruso a pronunciarse por un aplazamiento de las negociaciones, antes que un ingreso a destiempo y a cualquier precio.

No obstante, según los expertos, el acuerdo podría estar cerca ya que la manzana de la discordia hasta hace unas semanas, la negativa rusa a permitir la implantación de filiales de bancos extranjeros, ha desaparecido de la agenda de las negociaciones.

Rusia, que negocia su ingreso desde hace doce años, no podrá tomar parte en las decisiones económicas y financieras del G8 hasta convertirse en miembro de la OMC.