Rumanos siguen secuestrados

Rumanos siguen secuestrados

BAGDAD (AFP).- Kurdos y chiítas alcanzaron el martes un acuerdo sobre la composición del Consejo Presidencial, la máxima instancia del Estado iraquí, mientras en Bucarest la presidencia rumana desmentía una información difundida poco antes sobre la liberación en Irak de tres rehenes de esa nacionalidad.

En efecto, dos canales de televisión rumanos anunciaron durante el día la liberación de los tres periodistas secuestrados el 28 de marzo en Irak. «No tendríamos ningún motivo para mantener en secreto semejante información si fuera cierta», dijo a la AFP la portavoz de la Presidencia, Adriana Saftoiu.

Al mismo tiempo, la violencia siguió cobrando víctimas en Irak, donde apareció una fosa común con diez cadáveres y un general dependiente del ministerio del Interior fue secuestrado. Además, 20 personas murieron en una operación militar al norte de Bagdad.

El próximo jefe del Estado será el dirigente kurdo Jalal Talani, el vicepresidente sunita será el presidente saliente Ghazi al Yauar y el vicepresidente chiíta será el ministro saliente de Finanzas Adel Abdel Mahdi, aseguraron a la AFP el chiíta Husein Charastani y el kurdo Hoshyar Zebari.

Las negociaciones para formar el gobierno y el Consejo Presidencial estaban bloqueadas desde que empezaron poco después de los comicios del 30 de enero.

El Parlamento debe reunirse el miércoles para aprobar por votación esta decisión de chiítas, sunitas y kurdos.

En Rumanía, los canales privados Antena 1 y Pro TV anunciaron el martes por la noche que los tres periodistas rumanos secuestrados el 28 de marzo habían sido liberados, una información que no se pudo confirmar oficialmente.

La periodista Marie Jeanne Ion y el camarógrafo Sorin Muscoci, de Prima TV, el corresponsal del diario Romania Libera, Eduard Ohanesian, y su guía estadounidense-iraquí, Mohamed Munaf, desaparecieron hace ocho días en las cercanías de Bagdad.

Sin embargo, la embajada de Estados Unidos en Bagdad afirmó no estar al corriente de esa liberación.

Diecisiete rebeldes, dos soldados estadounidenses y un militar iraquí murieron en una operación en Baladruz, a 70 km al noreste de Bagdad, y el ejército estadounidense mató a otros siete rebeldes en Mosul, a 370 km al norte de Bagdad, según fuentes militares.

En Bagdad, un general fue secuestrado con sus guardaespaldas, según el ministerio. «El general Jalal Mohamad Salah, jefe de la brigada blindada del ministerio del Interior, fue secuestrado el martes a las 10H30 (06H30 GMT) junto a sus guardaespaldas en el barrio Mansur», informó esa fuente.

También en la capital, un policía fue herido de muerte el martes en un tiroteo durante una operación policial contra presuntos rebeldes y un dignatario religioso sunita fue asesinado por unos desconocidos.

Al menos cinco personas fueron heridas en un atentado suicida perpetrado con un coche bomba en un barrio del este de Bagdad, según el ministerio del Interior.

Además, un concejal de Hilla (100 km al sur de Bagdad), Salim Hilal, fue asesinado por unos desconocidos y en la sureña ciudad de Basora, una persona murió y dos fueron heridas al estallar una bomba, según la policía.

En Jurf al Sahar, a 60 km al sur de Bagdad, la policía encontró el martes una fosa común con los restos de 10 soldados iraquíes decapitados, declaró el teniente Yahyah Salim, según el cual tenían señales de tortura.

Además, cuatro soldados estadounidenses han muerto en las últimas 24 horas en Irak, según fuentes norteamericanas, con lo que son 1.534 los militares norteamericanos muertos en Irak desde la invasión del país en marzo de 2003.

Por otro lado, unos soldados estadounidenses hirieron a un camarógrado del canal CBS en un enfrentamiento con un rebelde en Mosul, según fuentes militares. Según esa televisión norteamericana, se trata de Abdul Amir Yunis Hussein, un reportero «free lance» iraquí.