Rubio dice DPCA manipula hechos para acusarlo

Rubio dice DPCA manipula hechos para acusarlo

El ex consultor jurídico del Banco Central Manuel Rubio Cristoforis aseguró ayer que hasta el momento no ha sido notificado de la acusación que, por varios cargos, le fue hecha junto a otros ex ejecutivos de esa entidad por la supuesta distracción de RD$10,600 millones.

    Sin embargo, aseguró que las imputaciones formuladas en su contra por la Dirección de Persecución de la Corrupción (DPCA) en relación a la alegada distracción de pagarés pertenecientes al Banco Central, están basadas en una manipulación de los hechos.

 En un documento remitido a HOY Rubio explicó que los pagarés a que hace alusión la DPCA en la acusación  son los que recibió el Banco Central como garantía de repago de las facilidades de liquidez otorgadas a Bancredito conforme al acuerdo tripartito suscrito entre el Banco Central, GFN, S.A. y Bancrédito, S.A en el cual se estableció el traspaso al Banco Central de la suma de RD$10,600 millones de las deudas de sus empresas vinculadas con GFN, S.A.

Pagarés.   De acuerdo con Rubio el mismo día que fueron concluidas las citadas negociaciones se le instruyó a la Consultoría Jurídica que tramitara la devolución de  dichos pagarés “quedando evidencia de la indicada operación lo que descarta toda idea de sustracción o de actividad ilícita”, precisa.

   En cuanto al traspaso de las deudas de  empresas vinculadas con GFN, S.A. al Banco Central, la institución recibió inicialmente un pagaré firmado por el representante autorizado de cada una de las entidades, para así garantizar el repago del compromiso que asumieron. “Dichos pagarés se devolvieron porque GFN,S.A. asumía la obligación de pagarlo ya que el contrato otorga el derecho al Banco Central de ceder  la cartera constituida por los pagarés, lo que no sería posible sin tener posesión de los mismos”, indica.

 Destino originales.  En relación a quién recibió los pagarés en el Banco Central, Rubio precisó que el 11 de julio del 2003  Manuel Peña Morros y Humberto Sangiovanni, Ejecutivos del Banco León, le enviaron al señor José Lois Malkún, ex gobernador del Banco Central los originales de los 18 pagarés en cuestión. “La consultoría jurídica no fue quien recibió dichos documentos… no podía entregar lo que no tenía en su poder”, aclaró.

Sobre la pertinencia o no de la entrega, Rubio señala que dicha decisión no podía ser tomada de manera unilateral por la Consultoría Jurídica del Banco Central debido a que a todo funcionario le está vedado el acceso libre a las bóvedas de la entidad. Dijo que si esa acción hubiera sido considerada delictiva o irregular se debió producir algún sometimiento judicial o sanción administrativa y eso no ocurrió. Por el contrario, dijo, fue promovido a sedretario de la Junta Monetaria.