Ropa de embarazada, comodidad ante todo

Ropa de embarazada, comodidad ante todo

La mujer tiene la libertad de elegir el vestuario que vaya de acuerdo a sus gustos, estilo y figura. Sin embargo, hay momentos en que esa independencia se ve afectada temporalmente por un motivo tan natural como es el embarazo.

En este proceso, en el que la mujer se transforma emocional y físicamente, es importante que la mujer cambie hábitos de vida, incluso hasta la forma de vestir, para que la criatura nazca saludable.

Por consiguiente, la ropa para una futura mamá debe cumplir fundamentalmente con el principio de la comodidad: piezas holgadas, frescas y de texturas naturales que no causen alergia y que permitan a la piel respirar, esto así porque durante la gravidez el cuerpo de la mujer pierde oxígeno que transmite al bebé.

La maternidad cambia normalmente la mirada la mujer y en la mayoría de las veces la hace lucir radiante cuando viste una prenda que realza su figura. No hay motivo para creer que una embarazada no pueda vestir radiante y atractiva.

Desde los cómodos y holgados sacones, acompañados de faldas y pantalones confeccionados especialmente para ese momento hasta un elegante traje de fiestas se encuentran en la línea de ropa ideal para la futura mamá.

La ropa interior también tiene sus condiciones pues debe de ser holgada, que no presione el vientre ni dificulte la circulación. En el mercado existe una variedad de prendas íntimas que ayudan a sostener el peso de los senos y de una barriga que irá creciendo y pesando cada vez más.

De igual manera el overol es una prenda básica para cualquier mujer embarazada, que además desee mantener una imagen joven. Esta pieza tiene la ventaja de ceder un poco en tamaño, lo que permite que pueda usarlo durante todo el embarazo y sentirse a gusto.

En cuanto a los colores de las prendas no hay limitaciones porque estos se llevarán de acuerdo al gusto de las personas. En lo que concierne al calzado, se impone que éstos sean de tacones bajos y holgados.