Ron dominicano tendrá una marca colectiva que mejorará comericalización

Ron dominicano tendrá una marca colectiva que mejorará comericalización

En un esfuerzo combinado entre el Consejo Nacional de Competitividad, la Oficina de Propiedad Industrial, la Dirección  General de Normas y Sistemas de Calidad y la Asociación Dominicana de Productores de Ron se entregó la primera certificación de marca colectiva de la República Dominicana para que el Ron Dominicano aumente su competitividad en los mercados internacionales.

Esta acción se enmarca dentro de las directrices de la estrategia de Marca País que llevan a cabo el Centro de Exportación e Inversión en coordinación con el Consejo Nacional de Competitividad.

La marca colectiva es un signo distintivo que hace referencia al patrimonio nacional y que se vincula a la protección al consumidor, la protección al producto y que garantiza la calidad del mismo. De esta forma los productores dominicanos podrán garantizar la protección de ese mercado internacional a través de un producto, en este caso el ron que cumple con los parámetros de calidad y estándares ambientales que sustentan o aseguran una oferta de productos competitivos y rigurosamente elaborados.

Este signo llega en un momento de crucial importancia para la industria dominicana, ya que surge en un mercado abierto, por lo cual se necesitan estrategias consolidadas entre el sector público y privado que permitan distinguir el origen de las marcas de los productores asociados con su calidad y tradición.

Se busca que con esta certificación se aumente la competitividad de los industriales del ron a través del uso adecuado de la propiedad industrial. Se pretende además mejorar la comercialización de nuestros productos. Andrés van der Horst Álvarez, director ejecutivo del Consejo Nacional de Competitividad expresó que esta entidad “continuará apoyando al sector productivo nacional en la creación de nuevas y mejores marcas, productos y servicios, que contribuyan a posicionar nuestra Marca País”.

De su lado, Osvaldo Brugal, Presidente de la Asociación de Productores de Ron señaló que este es “un gran avance para el sector industrial, un paso en firme hacia lo que la tendencia mundial demanda y los estándares de países en vías de desarrollo requieren”. Enríque Ramírez de la Oficina de la Propiedad Industrial expresó que “la marca colectiva permite al producto amparado bajo la misma una serie de beneficios como ingresar a nuevos mercados, obtener un prestigio sustentado en una calidad y características propias.