Rice: EEUU reducirá su ayuda a Latinoamérica

 Rice: EEUU reducirá su ayuda a Latinoamérica

WASHINGTON (AP) _ La secretaria de Estado Condoleezza Rice admitió el miércoles que Estados Unidos reducirá su ayuda para el desarrollo de América Latina en 2007 debido a que estaba «refocalizando’’ el destino de los fondos a otros lugares del mundo. La admisión coincide con la hecha hace dos años por el entonces secretario de Estado Colin Powell de que Estados Unidos tenía «otras prioridades’’ que atender antes que América Latina.

Compareciendo ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado para defender el presupuesto de 33.800 millones de dólares de su departamento, Rice formuló el comentario durante un intercambio de opiniones con el senador demócrata Bill Nelson, de la Florida.

Nelson le expresó su desacuerdo con el monto de la asistencia para el desarrollo pedida por el presidente George W. Bush para el Hemisferio Occidental y dijo que cuando menos en el caso de Haití propondría «un incremento’’.

«¨Tendría alguna resistencia de su parte?’’, le preguntó.

«Senador, no me gusta rechazar el dinero, particularmente si se trata de una buena causa’’, le contestó Rice. «Pero, creemos que hemos provisto los fondos adecuados para Hait풒.

Nelson dijo que Bush estaba pidiendo para América Latina y el Caribe apenas 181,7 millones de dólares, lo cual era 28,5% menos con relación al presupuesto vigente de 254,4 millones.

Indicó que para Haití había bajado de 29,7 millones a 23,1, o un 23% menos, mientras que para El Salvador la reducción era más drástica, de 22,5 millones a 7,5 millones, o un 78%.

Rice recordó que el martes por la noche cenó con cuatro cancilleres latinoamericanos —México, Panama, Colombia y El Salvador— «con quienes hemos hablado sobre la región’’.

«El Salvador es, por supuesto, un socio muy importante’’, agregó. «El Salvador lo está haciendo muy bien en la Cuenta del Milenio, a través de la cual recibiría un incremento sustancial en ayuda exterior’’.

Dijo que lo mismo ocurría con Nicaragua, que de 20,8 millones de ayuda para el desarrollo en 2006 ha bajado a 12,9 millones, y Honduras, que de 18,8 millones pasó a 13,2 millones.

Nelson le refutó la idea indicando que si bien existe la posibilidad de obtener recursos a través de la Cuenta del Milenio, los países tienen que pasar antes por un tedioso proceso de clasificación por el Departamento de Estado.

El Salvador no tiene siquiera una certificación para acceder a la Cuenta del Milenio, dijo Nelson, a diferencia de Nicaragua y Honduras que ya la obtuvieron.

Rice repitió entonces la aseveración hecha por Powell en febrero de 2004 cuando también en una audiencia similar dijo que Estados Unidos tenía «otras prioridades’’ que atender fuera de América Latina.

«Es también el caso de que hemos tenido que refocalizar la asistencia a lugares donde creemos que existe una mayor…’’, dijo Rice siendo interrumpida por Nelson: «Es decir, a otro lugar del mundo…’’

«Sí, a otro lugar del mundo…’’, dijo Rice.  Cuestionada por Senado

WASHINGTON (AP) _ La secretaria de Estado Condoleezza Rice fue sometida a severos cuestionamientos el miércoles en el Senado, incluso por correligionarios republicanos que criticaron las políticas del gobierno hacia Irak, Irán y los territorios palestinos.

«Señora secretaria, no veo que las cosas estén mejorando. Pienso que están empeorando. Están empeorando en Irak. Y están empeorando en Irán’’, manifestó el senador Chuck Hagel durante una presentación de Rice ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Rice también tuvo momentos tensos con otro republicano moderado, Lincoln Chafee, en torno a las perspectivas de paz entre israelíes y palestinos y a las implicaciones de la victoria de Hamas en las elecciones legislativas palestinas del mes pasado.

«Seguiremos insistiendo en que los líderes de Hamas deben reconocer a Israel, desarmarse, rechazar el terrorismo y buscar una paz duradera’’, expresó Rice.

Si bien Chafee y Hagel son menos conservadores que algunos correligionarios, sus críticas ponen de relieve la frustración reinante en el Congreso en relación con las dificultades que enfrenta Estados Unidos en el Medio Oriente.

Rice trató de tomar la ofensiva al anunciar que el gobierno pediría 75 millones de dólares para promover la democracia en Irán, cuyo programa nuclear genera mucha inquietud. El dinero sería usado para transmisiones de radio y televisión satelital y para ayudar a iraníes que estudian en el exterior.

Las iniciativas de Estados Unidos y Europa no han logrado frenar el programa nuclear iraní, que esta semana informó que reanudaría el enriquecimiento de uranio en pequeña escala. Ese podría ser un paso hacia la producción de combustible para una bomba atómica.

«Dieron un paso que los coloca en abierto desafío a la comunidad internacional’’, sostuvo Rice.

No reveló que castigos contempla Estados Unidos y se limitó a decir que «hay varias opciones’’.

Rice y la senadora Barbara Boxer se interrumpieron mutuamente al hablar sobre el Medio Oriente y la legisladora demócrata sostuvo que el gobierno ignora los puntos de vista de los árabes.

Boxer, quien se opuso firmemente a la confirmación de Rice, recordó que la secretaria de estado declaró antes de la invasión de Irak que el mundo no podía permitir la presencia de armas de destrucción masiva en ese país.

«Eso fue una farsa y ahora se está conociendo la verdad’’, dijo Boxer.

El senador demócrata Joseph Biden se mostró pesimista sobre el rumbo que han tomado las cosas en Irak.

«No tengo esperanzas’’ de que se logre un gobierno de unidad nacional, señaló. «Esa política no parece estar funcionando’’.