Reyes de los jonrones
Babe Ruth: ícono del béisbol

<STRONG>Reyes de los jonrones<BR></STRONG>Babe Ruth: ícono del béisbol

A pesar de haberse retirado el 30 de mayo de 1935, el legado de George Herman Ruth (Babe) aún se mantiene latente en las Grandes Ligas.

Era huérfano de padres vivos, pues vivió en un orfanato; comía y bebía de forma desmedida, lo que le dio un cuerpo gordo y de piernas delgadas, condiciones que no fueron obstáculo para llegar a ser la figura más destacada del béisbol en todos los tiempos. ¡Los fanáticos lo adoraban!  

Babe  hizo todo lo que un jugador puede soñar, desde ser un lanzador dominante hasta convertirse en el mejor bateador de la época.

Ruth llegó a las mayores el 11 de julio de 1914 con los Medias Rojas de Boston y de inmediato se hizo sentir como alguien especial, que años más tarde sería denominado: el gran Bambino.  

Fue firmado como lanzador, pero gracias a que no existía el bateador designado, su dirigente se pudo percatar de su gran ofensiva que a la postre le daría la gloria.

Ganó más de 20 partidos como pitcher en dos ocasiones, aún así prefirieron dejarlo como bateador y jardinero donde también se destacó en 1919 con el mejor porcentaje de fildeo.

Como bateador fue clase aparte: obtuvo 12 lideratos de cuadrangulares, 6 de carreras empujadas y un título de bateo, además de ser el jugador que más bases por bolas recibía por 11 temporadas.

Babe se ponchaba con frecuencia, al punto de comandar ese departamento en 5 ocasiones. Sin embargo, nunca abanicó 100 veces en una estación.

Militó, además de los Medias Rojas de Boston, con los Yanquis de Nueva York y Bravos de Boston. Pasó a los mulos del Bronx porque el dueño de su equipo original lo vendió para costear una obra de teatro, movimiento que luego se llamó la “maldición del Bambino”, rota en 2004. El conjunto duró 86 años sin ganar una Serie Mundial tras la venta del jugador.

En su primera temporada en Nueva York, Ruth estremeció a la afición al conectar 54 batazos de cuatro esquinas, superando la que él mismo había impuesto el año anterior con 29 estacazos.

Pero la notoriedad de Babe no se detuvo ahí y en 1927 se convirtió también en el primer jugador en conectar 60 jonrones, marca que luego de 34 años fue aniquilada por Roger Maris también militante de  los Yanquis de Nueva York.

El Bambino mantuvo un promedio de cuadrangulares asombroso, disparando un cuadrangular cada 9 tunos al bate.

Lo que nunca logró.  El Bambino siempre quiso dirigir un equipo, por lo que al morir el ex dirigente de los Yanquis Miller Huggins pensó que habría un chance para él, pero no fue así.

Luego firmó con los Bravos de Boston y estuvo como jugador y coach a la vez. Sin embargo, la etiqueta de hombre bebedor y desorganizado primó para que no consiguiera el puesto.

Antecedentes

6 de febrero de 1895

Nació George Herman Ruth en la ciudad de Baltimore

1914

El dueño de los Orioles de Baltimore, Jack Dunn, observó su talento como lanzador y lo contrató. Los peloteros de la organización al verlo lo nombraron babe (bebé) de Jack Dunn y el sobrenombre le quedó.

22 de abril de 1914

Debutó como lanzador en las Grandes Ligas otorgando 6 imparables en una victoria de 6-0 sobre Buffalo.

1919

Fue el primer jugador en batear al menos un cuadrangular en cada parque de la liga.

1923

Elegido como el Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

1926 y 1928

Único que ha bateado 3 jonrones en una Serie Mundial. 

1935

Mayor porcentaje de bateo para un jugador de los Yankees de todos los tiempos con 349.

16 de agosto de 1948

Ruth murió de cáncer de garganta, a los 53 años de edad.