Revisarán firmas contra Chávez

Revisarán firmas contra Chávez

CARACAS (EFE).- La oposición al mandatario venezolano, Hugo Chávez, ultimó ayer sus preparativos para acudir entre los días 27 y 31 próximos a la «fase de reparo» de firmas de electores que piden la celebración de un referendo revocatorio presidencial.

Durante esos cuatro días, la alianza opositora Coordinadora Democrática informó de que asistirá a los 1,19 millones de personas que podrán «reparar» (revisar) sus firmas clasificadas como «dudosas», y también a aquéllas sin posibilidad de ello, al haberles sido rechazadas sin apelación y por diferentes motivos.

Estas últimas, que suman 375.241, podrán firmar esos días una protesta, afirmó a los periodistas Manuel Marín, portavoz de la Coordinadora.

La oposición necesita que en esos cuatro días poco más de medio millón de electores confirmen sus firmas, para poder alcanzar los 2,43 millones (20 por ciento del electorado) fijado como mínimo legal necesario para la activación del mecanismo.

El autónomo Consejo Nacional Electoral (CNE) validó con anterioridad 1,91 millones de firmas a favor del referendo presidencial, de los 3,47 millones que recibió de la Coordinadora.

El CNE anunciará el 4 de junio el resultado de la «fase de reparo» y, en caso de que la oposición logre el mínimo de 2,43 millones, ha anunciado que el referendo se celebrará el 8 de agosto.

Paralelamente, Marín dijo que la Coordinadora ha dispuesto que en cada uno de los 2.680 «centros de reparo» dispuestos por el CNE en todo el país funcione «una unidad de logística, de apoyo legal con dos abogados» de la oposición en cada punto.

«También operará una unidad anti-impostor, porque hemos descubierto un proceso de fraude (…); están clonando las cédulas (documentos de identidad) y (los oficialistas) llevarán personas para retirar la firma de los que no son titulares», aseguró.

Todo el proceso es observado por medio centenar de expertos de la Organización de Estados Americanos (OEA) y del estadounidense Centro Carter, que han criticado que la norma del CNE contemple la figura del «arrepentimiento» del elector que firmó a favor del referendo y que ahora desea firmar para que no se efectúe.

Previamente a la «fase de reparo» de firmas relacionadas al referendo presidencial, el CNE celebrará el próximo fin de semana una similar para decidir sobre la petición adicional de referendos contra 17 diputados, 15 de ellos opositores a Chávez.

El Parlamento puede reducir de 165 a 163 sus escaños, si dos diputados opositores sin suplentes pierden los referendos en su contra, lo cual consolidaría la mayoría afín a Chávez.

Se trata de los diputados Rafael Marín y Salomón Centeno, ambos elegidos en representación del partido opositor Acción Democrática (AD, socialdemócrata), cuyos suplentes fallecieron.

Marín y Centeno, junto a los otros 15 diputados, también verán el 8 de agosto sus gestiones evaluadas en las urnas, en caso de que el CNE confirme que así lo pide un 20 por ciento del electorado de cada una de sus jurisdicciones.

Los «reparos» en caso de los parlamentarios se cumplirán en 11 de los 22 estados del país: Zulia, Barinas, Falcón, Guárico, Táchira, Sucre, Monagas, Portuguesa, Nueva Esparta, Amazonas y Trujillo.