Revelan estarían presos en Cuba dos de los hermanos Benítez

Revelan estarían presos en Cuba dos de los hermanos Benítez

Estarían presos en Cuba dos de los hermanos Benítez, señalados como los responsables de estafar al Medicare de los Estados Unidos con más de 110 millones de dólares.

Carlos y José Benítez habrían sido detenidos por las autoridades de Cuba en los últimos días, según reveló una fuente en Bávaro, Higüey, donde los extranjeros tenían millones de dólares en propiedades.

Hasta el cierre de esta edición se trató de confirmar la versión con la embajada cubana en el país, pero no fue posible establecer el contacto.

Desde enero de este año investigadores del Buró Federal de Investigaciones (FBI) en coordinación con autoridades dominicanas, están tras la pista de los hermanos Carlos, José y Luis Benítez, quienes, según los cuerpos investigativos,  huyeron a Cuba al percatarse de que eran perseguidos.

Según informaciones dadas a conocer por los investigadores antes de salir del país los hermanos Benítez cargaron con una indeterminada suma de dinero en efectivo, lo que pudieron comprobar al momento de abrir cajas de seguridad que tenían en bancos comerciales.

Las investigaciones en el país son coordinadas por la Unidad Especial de Investigación de la Procuraduría General de la República, que dirige el coronel Alejandro Dipré,  y la oficina del FBI en el país, que encabeza las indagatorias.

Otros apresados.   De acuerdo con publicaciones de los últimos dos días en la edición digital del Miami Herald,  por el caso también hay varios detenidos  en los Estados Unidos.

Dentro de los citados en el diario están los doctores Carlos Contreras, de 60 años y Ramón Pichardo, de 58 años.

Según la publicación ambos médicos han confesado que prescribían  medicamentos innecesarios a pacientes con VIH, para que fueran pagados por el Medicare. Ambos médicos podrían enfrentar cargos de 10 años de prisión.

Además de los médicos también está dentro de los apresados en Estados Unidos el terapeuta Thomás Mckenzu.

Modus Operandi
Para timar a la aseguradora norteamericana los hermanos Benítez establecían clínicas, frente a la que dejaban médicos que encargados que actuaban en complicidad con ellos.

Los médicos se encargaban de indicar un tratamiento al enfermo, por lo regular de dolencias términales, y reportar otro al Medicare con fármacos más costosos que los que realmente prescribían.

El caso
Los tres hermanos están acusados de estafar al Medicare con la facturación de tratamientos de sueros contra el sida en su docena de clínicas en Miami-Dade. El Medicare pagó a sus empresas casi $84 millones entre el 2001 y el 2004, según las autoridades federales y documentos de la corte.

Los Benítez están entre 56 fugitivos acusados de facturar fraudulentamente al menos $272 millones al Medicare.

Millones  en propiedades

Aunque la Unidad Antilavado de Activos trabaja en la tasación de los bienes incautados a los hermanos Benítez, la mayoría de las propiedades están valoradas en dólares.

En detalles hay 37 porciones de tierra y solares; 12 mejoras edificadas en esos terrenos dentro de las que hay casas y establecimientos comerciales; 12 apartamentos en el Malecón Center.

Además de un helicóptero y 39 animales, la mayoría exóticos.

En las últimas incautaciones  se decomisaron unas seis nuevas porciones de terreno y nueve caballos ponys.

De acuerdo con la indicada unidad, que dirige el magistrado Germán Miranda Villalona, en los próximos días se dará a conocer el valor en dinero de esos bienes decomisados en el país.