Revela aporte del turismo al PIB presenta ligero descenso

Revela aporte del turismo al PIB presenta ligero descenso

El aporte del sector turístico al Producto Interno Bruto (PIB) ha registrado un ligero descenso en los últimos años, planteó el coordinador de la  Carrera de Economía del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), Luis H. Vargas.

 El economista explicó que en el caso del PIB sectorial de Hoteles, Bares y Restaurantes su contribución al aumento del PIB rondó 6.29% de 2008 a 2012, registrando una ligera curva descendente desde 6.87% en 2008 hasta 6.10% en 2012”.

En una presentación titulada “La situación actual y perspectivas de la economía de la República Dominicana”, con énfasis en el análisis del sector turismo, Vargas señala, no obstante, que en los pasados seis años la tasa de desempleo en el sector de producción de Hoteles, Bares y Restaurantes siempre estuvo por debajo de la tasa de desocupación total.

“Efectivamente, entre 2007 y 2012 la tasa de desocupación en hoteles, bares y restaurantes giró alrededor de 9.6%, mientras que la tasa total de desocupados sobrepasó el 14.0%”, señala.

Vargas  estimó que las cadenas hoteleras españolas, tales como Occidental, Riu, Barceló, Bahía Príncipe, Sol Meliá, Iberostar, Fiesta Hotel, Hotetur, Globalia, Catalonia, Princess Hotels, Best Hotels y Blao, poseen aproximadamente el 70% de la inversión registrada en hoteles turísticos en República Dominicana; además de promover proyectos de inversión turística por un valor superior a 7 mil millones de dólares en zonas como Bávaro, Punta Cana, Juan Dolio, Puerto Plata y Las Terrenas, entre otras.

Afirmó que en la actualidad el negocio turístico constituye, sin lugar a dudas, una de las principales actividades económicas y empresarias en el país.

Vargas indicó que  ante este escenario macroeconómico y financiero, la opinión pública defiende que el Gobierno  ejecute una política de reforma tributaria y éste promovió programas de facilidades crediticias y expansión del gasto estatal en procura de contener, en un primer momento, la dinámica recesiva que acusa la economía,  y en un segundo instante, apoyar las fases de recuperación y expansión de la economía.

Desde 2007 hasta 2012,  el PIB ha registrado una relativa alta tasa de crecimiento en los primeros cuatro años y una desaceleración en los últimos dos años.