Reunión termina golpes

Reunión termina golpes

POR YLUMINADA PEREZ
NAGUA.-
A trompadas y tiros terminó ayer una reunión de los dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana -PLD-, para la escogencia del delegado de la junta de distrito de Arroyo el Medio, de este municipio. El pleito, en el que ninguna persona resultó lesionada, terminó con el arresto del ex-candidato a diputado por esa organización política, el empresario Hilario Amparo, quien en medio de la discusión hizo varios disparos.

Dirigentes del PLD y testigos expresaron que al momento de escoger como delegado municipal al señor Ramón Frías (Negro), se originó una discusión entre los dirigentes peledeístas, tras lo cual se produjo una pelea a puñetazos entre los dos bandos que se disputan el control de dicho ayuntamiento.

La situación se tornó tensa cuando el señor Amparo salió  molesto a la calle Emilio Conde, frente al local donde se desarrollaba la accidentada reunión, sacó su pistola calibre nueve milímetros e hizo tres disparos, impactando el aleo de  la  edificación, no hiriendo a ninguna persona.

Diez altos dirigentes del PLD, encabezados por el gobernador provincial, licenciado José Luis Cosme, se a querellaron ante la Fiscalía contra del ex-candidato a diputado, al que acusaron de tentativa de homicidio y amenazas de muerte, por los disparos que hizo durante la reunión.

La comisión la integraron, además, Arístides Victoria Yed, sub-secretario de Interior y Policía, Freddy Alemany Acosta, presidente del PLD en esta ciudad; Canoabo Reynoso, Ricardo Pichardo, Camilo Duarte, Guillermo Féliz, Marino Jiménez, Arístides José y Reynaldo González.

Hilario Amparo fue sometido a la acción de la justicia en la tarde de ayer, por alegada violación a los artículos 2 y 295 del Código Penal Dominicano.El representante del Ministerio Público, doctor Juan Raúl Quiroz, sugirió al juez de la instrucción una fianza de 10 mil pesos para obtener su libertad, una visita periódica al tribunal  cada 15 días y la incautación de la pistola y de una escopeta calibre 12 propiedad del dirigente político.

El arresto del señor Amparo provocó que decenas de militantes y dirigentes peledeístas ocuparon la primera planta del edificio del Palacio de Justicia, exigiendo su libertad, por lo que las autoridades pidieran auxilio a la Policía, que logró dispersar a los revoltosos.