Retirarían comercios alteren precios

Retirarían comercios alteren precios

POR GERMAN MARTE
La directora del programa «Comer es Primero», Raysa Martínez, advirtió ayer que los comercios que alteren los precios de los comestibles en perjuicio de los beneficiarios de la ayuda que ofrece el gobierno a familias de escasos recursos serán sacados del programa y sustituido por otros.

Martínez hizo la advertencia tras señalar que su despacho ha recibido denuncias en el sentido de que colmados de los sectores La Ciénaga y Los Guandules venden a sobreprecios a las personas que compran con las tarjetas que da el gobierno a los pobres a través del Sistema Unico de Beneficiario.

«El programa tiene conocimientos de algunos negocios no están actuando debidamente», expresó la funcionaria.

Dijo que recientemente hicieron un operativo y detectaron una serie de anomalías en lo que tiene que ver con los precios de los artículos y las balanzas de los colmados que estaban arregladas para perjudicar a los consumidores.

Explicó que han estado en conversación con los dueños de colmados para hacerles saber a los comerciantes que su blanco de público son precisamente las personas que viven en la extrema pobreza.

Dijo que al gobierno no le interesa colocar negocios paralelos que afecten a los colmados que forman parte del programa, pero sí está en la disposición de cancelar los contratos de aquellos que cometan irregularidades, «porque no vamos a permitir que se abuse de los beneficiarios».

Beneficiarios del programa Comer es Primero del sector Los Guandules denunciaron a HOY que en algunos colmados donde aceptan las tarjetas del programa Comer es Primero les venden las mercancías a sobreprecio.

En este sentido, Martínez recalcó que los colmaderos que estén haciendo uso indebido de la confianza y el negocio ellos mismos se sacarán del mercado.

Asimismo, la funcionaria destacó que el gobierno está trabajando para ampliar el programa Comer es Primero a otras zonas pobres del país y se espera que a fines de año abarque a por lo menos 150 mil beneficiarios.

Indicó que actualmente el programa abarca a 16 familias, pero se espera que dentro de un mes se extienda a un número mucho mayor.

Dijo que en los primeros siete meses que lleva el programa de ayuda a los sectores pobres, se ha trabajado básicamente en la organización, designación del personal y montaje y elaboración del presupuesto.

Precisó que programa Comer es Primero cuenta con un presupuesto de mil millones de pesos para pagar las tarjetas y los costos operativos.