Responsabilidad seguridad

Responsabilidad seguridad

Al abordar un vehículo y disponernos a manejar implica siempre un compromiso muy grande con: nosotros mismos, con quienes nos acompañan, con los demás conductores y con los transeúntes en general. Por eso al conducir un vehículo es oportuno tomar en cuenta algunas precauciones para no arriesgar y no tener que lamentar. La conducción de un vehículo es algo que va más allá de acelerar y frenar; hay que tomar conciencia de un sinnúmero de dificultades que pueden surgir segundo a segundo.

En lo posible, por ejemplo, dadas las criticas circunstancias de seguridad de algunos lugares, antes de salir hay que asegurarse de que las puertas del vehículo estén cerradas y así nadie pueda abrirlas “sin tu consentimiento”. Al tomar asiento en el vehículo, hay que ser todo ojos y oídos. Como es obligatorio, el cinturón de seguridad debe llevarse abrochado, y en caso de llevar niños, éstos deberán de ubicarse en el asiento trasero y los más pequeños en sillas especiales bien fijadas.

Con respecto al teléfono celular, es prohibido su uso con el auto en movimiento y vale una advertencia: si no tienes un dispositivo “manos libres”, en caso de llamada, por seguridad detén la marcha parqueándote en un lugar protegido, pues hablar mientras conduces puede ser muy peligroso porque en ese momento -que lo asumas o no- no prestarás la debida atención al manejo y podrías causar un situación de peligro.  Asimismo, antes de comenzar a moverte, trata de no dejar cosas sueltas dentro del vehículo porque en caso de accidente esos objetos pueden desplazarse como proyectiles por el habitáculo y lesionar a sus ocupantes.

Otra sana medida previo a salir sería revisar la presión de los neumáticos y el estado de las luces del automóvil. Recuerden que la justa presión de las ruedas disminuye el consumo de combustible, aumenta la seguridad activa del vehículo y reduce la posibilidad de eventuales pinchaduras.

Si tomas una autovía o una carretera de desplazamiento rápido, enciende inmediatamente las luces bajas del auto (y no sólo las de posición) y no circules siempre por el carril de la izquierda, sino úsalo únicamente para ejecutar un rebase, mirando asimismo los espejos retrovisores y respetando los límites de velocidad permitidos.

Si vas a cambiar de carril para sobrepasar a otro vehículo o piensas doblar, activa la luz direccional con anticipación, y si vas a detenerte, has lo propio con los indicadores de dirección. En caso de volver al camino, espera que pase el transito de autos -siempre con la luz direccional puesta y ambos ojos sobre el espejo retrovisor- e ingresa cautamente a la carretera sin crear estorbo para los demás.

Para doblar en “U”, hazlo sólo por lugares habilitados para tal fin.

De noche, anuncia tu paso con señas de luces, y si ves algún conductor “peligroso” pásalo pronto y con cautela o simplemente dale distancia para así evitar eventuales problemas.

Si las condiciones climáticas y de la carretera no son óptimas, aminore la marcha.

Transitar autopistas requiere conservar el carril y no intentar sobrepasar apresuradamente.

Use siempre el cinturón de seguridad, recuerda que en caso de accidente los airbag son verdaderamente efectivos con los cinturones abrochados.

No incurras en maniobras apresuradas, mentalízate acerca de que nadie te está cayendo atrás, y ya sea de noche o no, si estás cansado o la ruta se puso muy difícil, párate a descansar, no te exijas, un sobreesfuerzo puede ser fatal.

En fin, piensa siempre en tus queridos que te están esperando y en llegar a tu destino salvo y con vida, y no sólo en “ganar” un simple segundo arriesgándolo todo.

Mitsubishi por sexta vez

El poderoso equipo Mitsubishi logró una histórica sexta victoria consecutiva en el “Rally Dakar”.

El Rally Dakar finalizó este año de forma inusual. La última etapa especial del Lago Rosado no fue cronometrada en honor a dos niños que fallecieron arrollados en una de las pruebas finales, en las etapas 13 y 14. Por eso la organización decidió que la última etapa no sería cronometrada ni se tabularían los tiempos en señal de duelo. La dura competencia desértica finalizó el domingo 15, pero con los tiempos acumulados hasta el sábado 14. Al final del recorrido en el Lago Rosado, el piloto francés del equipo Mitsubishi Luc Alphand junto a su copiloto Gilles Picard se adjudicaron la vigésima octava edición del Rally Dakar, realizada en esta edición entre Lisboa (Portugal) y Dakar, en Senegal.

Con la victoria de Alphand el equipo japonés Mitsubishi batió nuevamente su récord al lograr el sexto triunfo de forma consecutiva. Mitsubishi acumula ya 11 victorias en esta dura competencia.

Del equipo japonés terminaron la prueba -además de Alphand-, el español Joan Roma y el francés Stéphane Peterhansel, quienes culminaron en la tercera y cuarta posición. El cuarto piloto de Mitsubishi, el veterano japonés Hiroshi Mazuoka, destrozó su vehículo en las primeras etapas.

Triunfo de Marc Coma

En motos el triunfo fue para el español Marc Coma con KTM, que se vio favorecido por la lesión sufrida por el francés Cyril Despres, también de KTM, al caerse en la sexta etapa. Los pilotos que montaban KTM dominaron la difícil competencia adjudicándose 9 de las primeras 10 posiciones.

De los pilotos que tomaron la salida el 31 de diciembre del 2005, el día 15 de enero de 2006 llegaron a la meta 93 motos, 66 autos y 35 camiones, es decir 194 de los 508 que largaron.