Residentes Herrera apoyan cierre aeropuerto y traslado a El Higüero

Residentes Herrera apoyan cierre aeropuerto y traslado a El Higüero

POR MARIO MÉNDEZ
Residentes en el entorno del Aeropuerto Internacional de Herrera expresaron su apoyo al anuncio del Gobierno de que las operaciones de esa terminal serán cerradas en los próximos 45 días y trasladadas al aeropuerto en La Isabela. Expresaron que apoyan la decisión ante el peligro que la vieja  terminal representaba para los moradores del lugar y la aeronavegación.

Entre los dirigentes comunitarios, comerciantes, transportistas y venduteros callejeros residentes en la zona, que hablaron sobre el tema están Elpidio Santos, Daysi Moquete, Juan Navarro, Juan Santos y María Heredia.

Dijeron que se trata de una decisión que reviste gran trascendencia para ellos, ya que viven en constantes incertidumbre por el peligro a que están expuestos.

“Nosotros  estamos completamente de acuerdo de que en el menor tiempo posible ese aeropuerto sea trasladado a otro lugar, porque tememos de que en cualquier momento pueda ocurrir una tragedia, provocada por esos aviones que pasan rasantes por aquí, expuso Elpidio Santos, mientras señalaba una aeronave que en ese momento se disponía aterrizar.

Otros entrevistados coincidieron en que la permanencia de las operaciones aéreas en ese viejo aeropuerto representa permanente peligro, ya que está dentro de un área densamente poblada.

Dirigentes comunitarios, pequeños comerciantes, transportistas y venduteros callejeros residentes en la zona, recordaron que varias aeronaves se han precipitados a tierra, sin causar víctimas, pero si daños materiales.

Destacaron que los aviones pasan casi rasantes sobre las viviendas y el ruido que provocan se torna ensordecedor, principalmente durante la noche que le impide conciliar el sueño. Se expresaron en este sentido, Elpidio Santos, vendutero radicado en la terminal de autobuses del kilómetro 9 de la autopista Duarte, Bernardina Ulloa, Pablo Peguero y María Herrera, quienes llevan alrededor de 18 años residiendo en el entorno al aeropuerto.

También se expresaron en apoyo al cierre de la vieja terminal aeroportuaria, Daysi Moquete, Juan Navarro y Juan Santos, propietario de un pequeño comercio y el segundo, chofer de la ruta del transporte público de pasajeros de la urbanización Los Ríos, quienes atribuyen a un milagro de Dios, el que allí no haya ocurrido una tragedia al precipitarse a tierra uno de los aviones.

María Heredia, de su lado, recordó que el accidente más reciente ocurrido en la terminal del kilómetro 9, cuando una avioneta se precipitó a tierra al chocar una de sus turbinas con una penca de coco y cayó encima de dos carros estacionados en la zona. “Por la providencia de Dios, no hubo muertos, solo heridos, que fueron los dos que iban en la avioneta “, añadió.

“Nosotros, los que residimos aquí estamos jubilosos y satisfechos con la decisión de las autoridades de cerrar ese aeropuerto para llevar sus operaciones al nuevo aeropuerto Joaquín Balaguer, ubicado en La Isabela de la comunidad El Aguirre. Debió haber sido trasladado hace mucho tiempo”, expuso Daysi Moquete.

En un comunicado publicado en la prensa el lunes, firmado por el director general de Aeronáutica Civil, Norge  Botello; el secretario de Obras Pública, Freddy Pérez, y el director ejecutivo del Departamento Aeroportuario, Andrés Vanderhorst, se informa de la certificación para que el aeropuerto Doctor Joaquín Balaguer pueda iniciar sus operaciones de tráfico aéreo doméstico e internacional de personas y cargas en un plazo de 45 días, a partir de la fecha. Advierten esos funcionarios, que “hemos llegados a la conclusión de que, sin nuevas prórrogas de ningún tipo,ineludiblemente a partir de la fecha establecida cesarán las operaciones en este último aeropuerto, el cual ya no ofrece las más mínimas garantías para el sostenimiento de la Seguridad Operacional ni de la Seguridad de la Aviación (AVSEC), y en cumplimiento de la Resolución 5603 de la Comisión Aeroportuaria”.

Aclaran que el plazo de 45 días que se concede, se otorga con la intención de que los aprestos relativos a la mudanza, hacia sin lugar a dudas, mejores instalaciones del Aeropuerto Internacional Doctor Joaquín Balaguer, en La Isabela; permita una transición sin mayores traumas y conforme al procedimiento establecido por el Departamento Aeroportuario y la empresa concesionaria, Aeropuertos Dominicanos Siglo XXl.

Añaden, que simultáneamente, a final de ese plazo,el Aeropuerto Internacional de Herrera, quedará oficialmente clausurado.

Negocian traslado

Rafael Collado, presidente de la Aerolínea Caribair, una de las aerolíneas que operan en el aeropuerto de Herrera, dijo que los empresarios han sido informado de la decisión adoptada.

Comunicó que los empresarios que operan en Herrera están negociando sus espacios para trasladar sus operaciones a la nueva terminal, proceso que espera concluya en el  plazo establecido por la Dirección General de Aeronáutica Civil.

Según Rosado, las empresas aéreas de Herrera no le queda otro camino que acatar las disposiciones del Gobierno, ya que hay compromisos establecidos con los terrenos en donde funciona el viejo aeropuerto.

Aseguró el presidente de la compañía Caribair que la mayoría de ellos (los dueños de aerolíneas), están de acuerdo con el plazo que se ha otorgado, y confían en que el traslado al nuevo aeropuerto se pueda llevar a cabo sin traumas y problemas mayores.

Reveló que la mayoría de los operadores aéreos están concluyendo las negociaciones de los contratos de asignaciones de hangares con la empresa concesionaria de los aeropuertos del Estado, Aeropuertos Dominicanos, Siglo XXl (AERODOM).

La autorización de las operaciones del aeropuerto Doctor Joaquín Balaguer, según trascendió, y como se publicó en varios medios de comunicación escrito, se produjo luego que las autoridades de Aeronáutica Civil verificaran que esa terminal, construido por el Gobierno con una inversión superior a los 2 mil 5 00 millones de pesos, cumple  los requisitos establecidos en los convenios internacionales sobre Aeródromos y con las normas y reglamentos relativos a las telecomunicaciones y tránsito aéreo.