Resalta reducción de la evasión fiscal en 2000-2004

Resalta reducción de la evasión fiscal en 2000-2004

La reducción a su mínima expresión de la evasión y subvaluación fiscal, elemento que «tantos estragos han causado a la labor de recaudación», fue uno de los principales logros de la Dirección General de Aduanas durante el periodo 2000-2004, informó la entidad.

En la memoria 2000-2004 de la DGA se resalta que entre los principales retos que afrontó esta entidad en dicho período, se encuentra la aplicación de una reforma arancelaria dentro del primer año de gestión, en la que se asumió una serie de compromisos ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Estos compromisos se enmarcaron, según la memoria, en el Acuerdo de Valoración denominado GATT, a partir del primero de julio del 2001, los cuales «habían sido postergados por anteriores administraciones». 

Se agrega que la DGA «se apegó a los lineamientos de las leyes, de manera transparente, brindando un servicio aduanero ágil a todos los operadores económicos nacionales, superando todas las expectativas en recaudación».

«El éxito de esta gestión ha sido posible gracias a la colaboración, honestidad y profesionalidad de la mayoría del personal de Aduanas, en especial del personal técnico, sin los cuales no hubiesen sido posibles los logros alcanzados», resalta la memoria.

Expresa que en dicho período se culminó la gestión, «convencidos de que hemos brindado un servicio a la nación, procurando siempre a través de una eficiente recaudación proveer de los recursos necesarios al Estado dominicano para financiar los gastos que sustentan el desarrollo económico de nuestro país».

Dice que mediante la implementación de una serie de mecanismos se logró llevar a su mínima expresión la evasión y subvaluación fiscal, elemento que «tantos estragos han causado a la labor de recaudación en aduanas». Señala que la gestión ejecutiva de la institución en el período 2000-2004 se inició en una etapa de importantes cambios y desafíos, ante el empuje y crecimiento de los mercados internacionales, producto de la globalización y el libre mercado, retos todos ante los cuales, la República Dominicana debía prepararse para salir airosa en esta dura competencia, a fin de insertarse en el llamado «Nuevo Orden Mundial».

Dice que ante esa realidad, esta institución, bajo la dirección del licenciado Vicente Sánchez Baret, primero, y luego del doctor Alexis Henríquez Núñez, concibió un Plan Estratégici en el que se incluyeron programas para la aplicación de la reforma arancelaria, de los acuerdos de libre comercio, reestructuración del proceso operativo de la institución, implementación de un programa de adiestramiento, actualización del personal, fortalecimiento del sistema de informático y la participación activa en distintos foros y organismos internacionales, multilaterales y bilaterales.

«Uno de estos programas que merece especial atención es el que dedicamos a la implementación y seguimiento del Sistema de Valoración GATT, para lo cual se elaboraron mecanismos e instrumentos que hicieron posible el logro de esa meta, y que, justo es decirlo, sobrepasó las expectativas creadas inicialmente», señala.