Requieren oficiales sobre caso Quirino

Requieren oficiales sobre caso Quirino

POR TANIA HIDALGO
Como parte de las pesquisas en torno al expediente del ex capitán del Ejército, Quirino Ernesto Paulino Castillo, el fiscal del Distrito Nacional requirió, a través del secretario de las Fuerzas Armadas, a los miembros del Departamento de Investigaciones Fronterizas (DOIF) que estuvieron de puesto en la zona de Elías Piña desde el 2002 a la fecha.

El fiscal José Manuel Hernández Peguero requiere a más de 20 oficiales, algunos de los cuales ya no están en el DOIF.

Un oficio en ese sentido fue remitido al secretario de las Fuerzas Armadas, almirante Sigfrido Pared Pérez, firmado por Hernández Peguero.

Por otro lado, el fiscal dijo que las autoridades estaban obligadas a supervisar a las personas que hacían los depósitos en las cuentas bancarias del ex capitán del Ejército.

Hernández Peguero consideró que no puede haber ninguna agravante contra los bancos que recibían los depósitos «porque si a alguien hay que culpar es a las autoridades que estaban obligadas a supervisar las personas que hacían esos depósitos».

A principios de semana, el fiscal de Nueva York, David N. Kelly, informó que la organización criminal que operaba Paulino Castillo junto a otros dominicanos, transfería sus ganancias a cuentas bancarias en República Dominicana.

En tanto, Hernández Peguero declaró el pasado miércoles que Kelly visitará el país, donde se reunirán para analizar esas cuentas.

Añadió el fiscal Hernández Peguero que Paulino Castillo será juzgado en el país luego de que cumpla su condena en los Estados Unidos, en caso de que lo declaren culpable, ya que las acusaciones son diferentes en uno y otro país.

Se espera que en los próximos días los oficiales comiencen a presentarse ante los investigadores de la fiscalía, dijo Hernández Peguero.

El DOIF es una unidad de inteligencia adscrita al J-2, como se conoce el servicio de inteligencia de las Fuerzas Armadas, formado para trabajar juntamente con la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD). Fue creado durante la gestión en la DNCD del vicealmirante Luis A. Humeau Hidalgo.

Una fuente de la fiscalía indicó que se amplían las investigaciones para completar el expediente en que figuraría como cabecilla Paulino Castillo, señalado como el dueño de los 1,387 kilos de cocaína incautados por la DNCD el pasado 18 de diciembre. Se sospecha, según los investigadores, que «El Don» recibía protección de autoridades.

Jefes militares del pasado gobierno fueron interrogados con relación al ingreso y reingreso de Paulino Castillo al Ejército, pero los altos oficiales alegaron que desconocen a «El Don». El ex secretario de las Fuerzas Armadas, José Miguel Soto Jiménez, estuvo entre los primeros que acudieron a la cita con el fiscal.

También fueron interrogados los ex jefes del Ejército, Jorge Radhamés Zorrilla Ozuna, y Manuel E. Polanco Salvador, así como el ex jefe de la Fuerza Aérea, Virgilio Sierra Pérez. Otro interrogado fue el general retirado Arsenio González González, acusado por Polanco Salvador de usar un sello con su firma para «enganchar» a Paulino Castillo.

PRIMERO ALLÁ Y LUEGO AQUÍ

El fiscal Hernández Peguero dijo que Paulino Castillo no será juzgado dos veces por el mismo hecho, ya que en Estados Unidos se juzgará por una causa, y aquí se le juzgará por otra.

El magistrado Hernández Peguero explicó además que el modus operandi de los miembros de esa red de narcotraficantes para lavar el dinero consistía en aparentar que son constructores de grandes obras, pero «no hay financiamiento. Se hacen con recursos propios. No hay pagos en cheques, sino en efectivo».

Dijo que no sólo Bladimir García es dueño de una constructora e inmobiliaria, sino que también el prófugo Francisco Fortuna Alburquerque tenía una constructora.