Republicanos desafían a Obama

Republicanos desafían a Obama

WASHINGTON
Agencias.
En franco desafío al presidente Barack Obama, los republicanos elaboraron ayer un proyecto de ley para evitar que el Gobierno se declare en mora de pagos, pero en base a planteamientos que la Casa Blanca ya ha rechazado.

Los mercados financieros de Estados Unidos hicieron caso omiso de la incertidumbre ante las desavenencias entre Obama y los representantes republicanos.

«Transigir se ha convertido en una mala palabra», lamentó Obama, mientras los líderes del Congreso intentaban hallar una solución a lo que se perfila como una crisis inminente.

Según un colaborador republicano, enterado del proyecto elaborado en la Cámara baja, este aumentaría de inmediato en un billón de dólares el límite máximo de la deuda del Gobierno, de 14.3 billones en la actualidad, a cambio de una reducción de 1.2 billones en el gasto federal.

Los mercados se resienten.   Las acciones estadounidenses cerraron   con bajas debido al estancamiento de las negociaciotnes entre legisladores y el ejecutivo sobre el techo de la deuda,  para evitar una moratoria de pagos, aunque los inversores creen que finalmente se llegará a un acuerdo.

El plazo tope para alcanzar un acuerdo se cumple la próxima semana. El promedio industrial Dow Jones cedió 88.36 puntos según cifras preliminares, o 0.7%, y terminó a 12,592.80 unidades.

En tanto, el índice Standard & Poor’s 500 Index cayó 7.56 puntos, o 0.56%, a 1,337.46 unidades, mientras que el Nasdaq Composite perdió 16.03 puntos, o 0.56%, a 2,842.80.

Advertencia de Bloomberg.   El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, advirtió  que si el Gobierno  no aumenta el techo de la deuda pública, el mundo perderá la confianza en el país y el dólar dejará de ser la moneda de reserva mundial.   Bloomberg indicó que eso “es un riesgo que no nos podemos permitir” y acusó a los políticos en Washington de poner a Estados Unidos “al borde de la bancarrota”.   

La frase

El resto del mundo no volverá a confiar en Estados Unidos, y eso pone en peligro nuestra posición como la moneda de reserva mundial”, subrayó Michael Bloomberg.