Reportan escasa participación convención zona metropolitana

Reportan escasa participación convención zona metropolitana

La falta de entusiasmo, una escasa participación de jóvenes, denuncias de repartición de dinero, delegados que no conocían a su candidato y un final cuyo resultado se sabía de antemano, caracterizaron ayer la XX Convención del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), organizada por la facción que sigue al presidente Hipólito Mejía.

Desde las ocho de la mañana hasta las seis de la tarde del domingo, militantes del PRD y del Proyecto Presidencial Hipólito (PPH) se desplazaron hacia los distintos centros de votación para elegir al próximo candidato presidencial del partido blanco entre el presidente Mejía y el doctor Frank Joseph Thomén.

Reporteros de HOY hicieron un breve sondeo a la salida de varias mesas de votaciones y la repuesta fue casi unánime: todo el mundo dijo que había votado por el Presidente, excepto una persona que se definió como amigo personal del doctor Thomén.

Los seguidores del Presidente insistieron que sólo él garantiza la continuidad de la democracia y la posibilidad de que el PRD continúe en el poder.

Las mesas de votación fueron colocadas en locales distintos a los del PRD. La Casa Nacional del PRD, en la avenida Bolívar, donde un celoso guardián, escopeta 12 en manos, custodiaba el lugar, lucía desierta. «Aquí no hay nada hoy, Hatuey no quiere», dijo el guardián cuando se le preguntó si el lugar había algún centro de votación.

La jornada se desarrolló en orden, tanto en sectores de clase media como en los barrios marginados.

Esta vez no se observaron ni el ir y venir de militantes con banderas blancas por las calles, ni se escuchó la bulla de los «discolights» con sus poderosas bocinas, ni el jolgorio que caracteriza a los eventos perredeístas.

[b]NO CONOCE[/b]

Algunos delegados del candidato «opositor» al presidente dijeron que no lo conocían e incluso varios afirmaron que habían votado por Mejía.

«Yo vine a esta vaina y me pusieron que yo era delegada de él (Thomén), pero yo voy a votar por Hipólito, mi favorito es Hipólito», explicó con toda naturalidad Ana Luz Paulino, en un centro de votación en el ensanche Kennedy.

Paulino, quien tenía enganchada en el cuello un carné de delegada con la foto de Thomén, dijo que a ella la pusieron como delegada «para llenar requisitos».

Entretanto, Carlos Ramírez dijo que lo trajeron desde Santiago al ensanche Luperón, en la Capital, para que fuera delegado del doctor Thomén. De acuerdo con su versión, le dieron RD$300 para que realizara esa labor. El joven dijo que tenía la esperanza de que Thomén resultara ganador en los comicios internos.

Pero al parecer esa no fue la percepción de otros delegados del médico santiagués, como el que debía representarlo en el centro de votación del club Los Nómadas en Los Mina, quien no se presentó al lugar.

[b]DINERO Y CHANTAJE[/b]

No faltaron las denuncias sobre la supuesta repartición de sobres con dinero y la presión a empleados del gobierno para que acudieran a votar, so pena de perder su trabajo.

«Sí, ellos dieron algunos chelitos, dizque para que vayan a votar, pero eso era sin compromiso», dijo un señor que se identificó como seguidor del presidente Mejía.

Sin embargo, dirigentes medios de la tendencia de la doctora Milagros Ortiz Bosch dijeron que miembros del PPH, funcionarios del gobierno, estaban repartiendo dinero para que su gente acuda a votar.

Otras personas consultadas, y que solicitaron no se les identificara, dijeron que acudieron a votar por el mandatario «por miedo a que lo despidieran de su trabajo.

«Imagínate, como está la cosa uno no quiere que lo voten, porque ahí si es verdad que se pone dura la cosa», dijo una señora.

Sin embargo, el ex dirigente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Rafael Santos, negó que se haya repartido dinero entre la militancia.

«Podíamos organizar la convención con cualquier gente y nos lo iban a creer, así que para qué diablo íbamos a meter dinero en eso», expresó Santos.

«En las elecciones nacionales yo no te digo que si a una gente le faltan dos o tres voticos y los pueda comprar que lo compre, pero en una convención donde nosotros estamos solos…» no es necesario comprar votos.

«Ese dinero se economizó para las elecciones», añadió Santos.

Además de Santos, los dirigentes Aníbal Amparo y Luis Hernández Marté destacaron la participación de la militancia perredeísta en la convención a pesar del retiro de Milagros Ortiz Bosch, Rafael Suberví Bonilla y Emmanuel Esquea Guerrero.

[b]LARGAS FILAS EN EL CIBAO, SOBRE TODO DE EMPLEADOS[/b]

[b]ANSELMO SILVERIO – Redactor de Hoy[/b]

SANTIAGO.- El proceso de votaciones en la convención del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) se desarrolló normalmente en Santiago y otros pueblos del Cibao, comprobaron reporteros de HOY durante un recorrido y de acuerdo a las informaciones recibidas desde otras provincias.

Desde muy temprano los perredeístas acudieron a votar, lo que provocó largas filas, especialmente de funcionarios del gobierno.

Todos los puntos de votación disgregados en distintos sectores y urbanizaciones, pueblos y campos, el personal estuvo a tiempo, al igual que los materiales de apoyo.

Los coordinadores del Proyecto Presidencial Hipólito (PPH) y los dirigentes que siguen la línea del presidente Hipólito Mejía movilizaron bien temprano autobuses del transporte para distribuir el personal.

La convención en Santiago fue organizada por un equipo integrado por el ingeniero Andrés Burgos, el doctor Sergio Guzmán, el senador Víctor Méndez, el profesor y abogado José María Díaz, licenciado Víctor Tavárez y el doctor Daniel Rivera.

La boleta de votación tenía la opción de elegir como candidato al presidente Mejía y al médico santiagués Frank Joseph Thomén, quien se presentó a votar a las 9:13 minutos de la mañana en el centro ubicado el estacionamiento de la regional Norte de la Superintendencia de Bancos, en la avenida Juan Pablo Duarte a esquina Benito Juárez de la urbanización Villa Olga.

En la mañana temprano, muchos centros de votación habían terminado de acuerdo al padrón electoral que utilizaron que, según se informó fue el mismo que el de la Junta Central Electoral (JCE). Otros terminaron en las primeras horas de la tarde, pero esperaron hasta cumplir el plazo establecido a las 6:00 p.m.

Votantes que pidieron no ser identificados dijeron que fueron obligados a acudir a los centros de votación por los jefes de oficinas públicas.

Inclusive, dijeron que empleados públicos fueron inscritos en el PRD para lo que se les pidió sus cédulas de identidad y electoral.

Informes desde San José de las Matas, Jánico, Navarrete, Villa González, Licey y Tamboril indicaban que todo se desarrolló con normalidad.

Lo mismo ocurrió en Cotuí, La Vega, Dajabón, La Vega, Santiago Rodríguez, Puerto Plata, Montecristi, San Francisco de Macorís, Moca, Salcedo, Samaná y Mao.