Renegociación de bonos terminará en tres meses

Renegociación de bonos terminará en tres meses

POR MANUEL JIMÉNEZ
BOSTON, Massachussets.-
El Presidente Leonel Fernández dijo aquí que en unos tres meses República Dominicana habrá culminado la reestructuración de su deuda con los tenedores de bonos y la banca privada extranjera ascendente a unos US$2,000 millones.

Fernández dijo que el país contrató a un banco de inversores para manejar el proceso de renegociación de las deudas, uno de los compromisos asumidos en el marco de los acuerdos con el Club de París y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

República Dominicana deberá reestructurar los pagos a sus tenedores de bonos soberanos que totalizan US$1,100 millones y su deuda con la banca extranjera por unos US$800 millones. Simultáneamente, se trata de reestructurar la deuda asumida por la administración anterior con la española Unión Fenosa por la adquisición de sus acciones en las empresas de distribución de electricidad EDENORTE y EDESUR.

Fernández tocó el tema en una rueda de prensa que ofreció a periodistas de medios locales y agencias internacionales de prensa en un salón del Massachussets Institute Tecnologic (MIT), donde previamente había dictado una conferencia sobre el desempeño económico de la República Dominicana.

El gran público que asistió a la conferencia llamó la atención del Presidente Fernández, quien en la introducción de su charla comentó que cuando era candidato “esto no estaba tan lleno”, generando la risa y un cerrado aplauso del auditorio integrado por autoridades, catedráticos y estudiantes de una de las principales universidades de los Estados Unidos.

El Presidente llegó el viernes aquí procedente de Nueva York. En la noche, retornó a Nueva York, última escala en su gira por los Estados Unidos.

Fernández, luego de la rueda de prensa, asistió a una recepción que le ofreció la alcaldía de la ciudad de Cambridge, donde está ubicada MIT, donde el vicealcalde, Kenneth Reeves, le hizo entrega de las llaves de la ciudad.

En la ceremonia, el Presidente Fernández estuvo acompañado del embajador dominicano en los Estados Unidos, Flavio Darío Espinal; el cónsul general en Boston, Domínico Cabral; la Secretaria de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, Ligia Amada Melo; el secretario de Estado sin Cartera, Eduardo Selman; el rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, monseñor Agripino Núñez Collado y el regidor del ayuntamiento de Santo Domingo Este, Domingo Jiménez, así como del arquitecto Jesús Musa, asesor en materia de infraestructura, su esposa Minú Torres y Mariano Germán.

Igualmente, de Ruddy Santana, representante dominicano ante el Fondo Monetario Internacional (FMI); José Santana, embajador, director de la Comisión Internacional de Ciencias y Tecnología de República Dominicana y Domingo Tavárez, asesor en materia de informática del Poder Ejecutivo, entre otros.

En la rueda de prensa, el Presidente Fernández sostuvo que entre las prioridades de su administración está mejorar la educación la infraestructura física, aumentar la inversión extranjera, generar transferencia tecnológica e incrementar la capacidad de empleo.

“En una visión integral todos estos elementos están inter-relacionados”, dijo Fernández.

“Ahora, agregó el gobernante, ¿qué es lo que estamos planteando?  Que independientemente de la crisis económica y financiera que se dio en el 2003 y en el 2003 el modelo económico dominicano que ha sido exitoso estaba entrando en una etapa de agotamiento que requiere ajustes o un nuevo modelo”.

Fernández dijo que este nuevo modelo implica “cómo aumentar la producción y la productividad, cómo generar mayor valor agregado, cómo producir mayor riqueza y cómo integrar eso a la economía global”.

Sostuvo que esto solo puede lograrse con tecnología, conocimientos y desarrollo del capital dominicano y por eso su interés en acudir “a las mejores fuentes donde eso se produce” como son las Universidades de Illinois y MIT, en Boston y otros centros de excelencia académica.

Dijo que su objetivo es establecer una conexión entre estos centros y las universidades dominicanas a través de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología.

“Lo que se busca es poder transferir hacia la República Dominicana la acumulación de conocimientos y de experiencias que se tienen aquí dentro de una estrategia nacional de desarrollo”, sostuvo Fernández.