Renault presenta su primer prototipo de vehículo movido por hidrógeno

Renault presenta su primer prototipo de vehículo movido por hidrógeno

Madrid. Renault acaba de presentar su primer prototipo de un vehículo movido por hidrógeno y, por lo tanto, que sólo emite vapor de agua, informó la prensa española.

 Es un Mégane Scénic y su desarrollo ha costado ‘sólo’ 3,5 millones de euros y 14 meses para poder ser conducido como un vehículo cualquiera más.

Esas cifras, que parecen elevadas, son en realidad todo un logro obtenido gracias a las sinergias establecidas entre Nissan y Renault. Además, para la alianza franco-nipona, esta exitosa primera transferencia de tecnologías desde su fusión ha mostrado que sus trabajos conjuntos pueden ser mucho más baratos y eficaces de lo previsto.

Propulsado por un motor eléctrico al que le proporciona la energía una célula de combustible apoyada por una batería de ion-litio, este Scénic es tanto exterior como interiormente igual que otro cualquiera.

La habitabilidad interior no se ve reducida y al conducirlo sólo llaman la atención dos cosas: la primera que no sabes si está encendido o no porque su motor no hace ningún ruido, tan sólo, ya en marcha, los aerodinámicos y de rodadura; la segunda que por su escape sólo sale vapor de agua.

El combustible son 3,5 kg de hidrógeno a 360 bares de presión, que le dan una autonomía de 350 kiloómetros, es decir, 100 km por kilo.

Teniendo en cuenta que el kilo de hidrógeno viene a costar entre ocho y 12 euros, un coste ‘competitivo’ frente a los combustibles tradicionales.

Su talón de Aquiles es la batería, muy cara y cuya producción en serie es aún lejana en el tiempo. De no ser por ella y la falta de puntos de repostaje de hidrógeno, en Renault aseguran que podrían poner en la calle pequeñas producciones en un plazo muy breve de tiempo.

Así que la alianza Renault-Nissan (los nipones presentarán su coche de hidrógeno que será un Tiida o un Almera Tino el mes que viene) se ha propuesto llegar con él a la producción en 2011.

Las claves

1.  Innovaciones técnicas

Innovaciones técnicas que aporta es un cárter de aluminio (cuya reducción de peso se cifra en 6,5 kg) y el movimiento en espiral que imprime al combustible para que se queme menos y de forma más limpia.

2. Reducir cilindrada

 La meta es reducir cilindrada (16 válvulas y sólo 1.4 litros) pero manteniendo el comportamiento y las prestaciones de uno mayor.