Refugiados en Los Coordinadores y Las Cucarachas claman por  ayuda

Refugiados en Los Coordinadores y Las Cucarachas claman por  ayuda

Agua potable, alimentos, colchones, mosquiteros y sabanas son las necesidades de decenas de refugiados en los albergues oficiales de los sectores Los Coordinadores y Las Cucarachas, de Sabana Perdida, en Santo Domingo Norte.

Así lo hizo saber a reporteros de Hoy, Domingo Antonio Emiliano Reynoso, representante  de la Defensa Civil en la zona, señalando, además, que a los refugiados de estos sectores, así como los de La Barquita y Guaricano, no ha llegado ninguna ayuda del Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

Pero, las necesidades en referencia no son las únicas que padecen las humildes familias que tuvieron que ser evacuados de sus viviendas  inundadas por las aguas del río Ozama, cuyos niveles aumentaron como consecuencia de las lluvias provocadas por el paso de la tormenta  Hanna, por el territorio dominicano.

Estas deberían estar alojadas en un lugar más humano y más protegido de las inclemencias del tiempo, ya que se encuentran  en una casa de dos plantas, de la calle Dotel esquina José Reyes del sector Los Coordinadores, en condiciones deplorables, principalmente en el segundo nivel, con un piso con vaciado de tierra, sin ventanas, ni puertas y sin instalaciones sanitarias donde realizar sus necesidades fisiológicas.

Los socorristas Emiliano Reynoso y Celeste Sandoval expresaron su preocupación por brindarle mejores atenciones a las más de 600 personas  alojadas en los refugios oficiales.

Solicitaron a la secretaría de Salud Pública  asistencia, y esta el pasado jueves envió  epidemiólogos, quienes realizaron un levantamiento que  permitió detectar un caso de  dengue y varios menores con fiebre y diarrea. 

En la actualidad hay  en Las Cucarachas 15 familias integradas por 40 personas, de 150 que fueron evacuadas y en Los Coordinadores 26,  integradas por 40,  de 160 que fueron trasladadas, el resto fue a casas de familiares y amigos.

Mientras que en el sector Guaricano, 662 viviendas resultaron inundadas, por los que sus ocupantes fueron llevados a dos refugios oficiales y a casas de familiares y amigos, en cada uno de estos refugios hay 26 familias. en tanto, en otro  de Santa Cruz de Villa Mella, hay 47 familias, con 186 personas, donde tampoco ha llegado la ayuda de las autoridades.

 Disminuyen alojados.  El encargado de la Defensa Civil, Domingo Antonio Emiliano Reynoso, dijo que el número de  alojados ha disminuido debido a que en la medida que el nivel de las aguas va bajando, estos se retiran a sus hogares.

Indicó que los operativos de evacuaciones por el momento están paralizados, pero que se mantiene un monitoreo por si las circunstancias cambian actuar en consecuencia.

Por otra parte, informó que recibe 250 raciones de alimentos cocidos diariamente para los refugios oficiales. al caer la tarde del  viernes, se pudo observar a miembros de la Defensa Civil repartiendo a niños, jóvenes y adultos, los que para ellos en ese momento era una manjar, consistente en un locrio de arenque con  habichuelas rojas y negras guisadas.

Zoom

Prevención

El pasado martes, el COE emitió alerta para 27 provincias, 13 en rojo, 6 en amarillo y 8 en alerta verde, como medida preventiva ante los efectos que produciría la tormenta  Hanna que se había localizado  ese día a 300 kilómetros del país, pero el miércoles el territorio nacional fue declarado  en alerta roja, por lo que los organismos de socorro ampliaron los operativos para evacuar los residentes en las zonas vulnerables.

Las claves

Ayuda

Entre los refugiados en  el “albergue” oficial ubicado en la calle Gerónimo Dotel, se encuentra la  niña Charina Ortiz, de 6 años de edad, quien tiene problemas con las válvulas que “bombean”, la sangre al corazón y dos soplos, de acuerdo  su madre Maribel Ortiz, quien informó que la menor necesita ser intervenida  para lo cual se necesitan RD$322,900, con lo que  no cuenta, ya que no trabaja y su padre lleva la comida al hogar chiripiando en las calles. Dijo que la menor es atendida en la Plaza de la Salud.