Recuerdan catástrofe civil

Recuerdan catástrofe civil

KIEV (AFP).- La noche del 26 de abril de 1986, debido a un error de manipulación, estallaba uno de los reactores atómicos de la central de Chernobil, provocando la mayor catástrofe nuclear civil de la Historia. Un súbito aumento de la temperatura provocó la acumulación de vapor de agua, provocando el estallido y luego el incendio del reactor número 4. Por efecto de la deflagración, la cubierta de concreto armado de varios metros de espesor voló en pedazos.

El “corazón” del reactor expuesto al aire libre comenzó a liberar una nube de humo y vapor de elementos radioactivos pesados, como el estroncio y el cerio, que se depositaron en las inmediaciones de la central.

Los bomberos que llegaron para contener el incendio e impedir que se propagara a los otros reactores, desprovistos de los equipos de protección antirradiación apropiados, fueron las primeras víctimas de la catástrofe.

Tres socorristas, fuertemente expuestos a la radiación, murieron casi instantáneamente. Otros 28 fallecerían por las mismas causas la semana siguiente. Durante varias horas, mediante helicópteros, se lanzaron infructuosamente grandes cantidades de arena para tratar de detener el siniestro.

La nube de elementos radioactivos, llevada por vientos que soplaban hacia el noroeste, se propagó primero hacia toda Ucrania, Belarús y luego hacia los países escandinavos.