Recordando a doña Enma Balaguer

Recordando a doña Enma Balaguer

El cuatro de octubre del año 1992 Doña Enma Balaguer murió de un infarto al miocardio. Ella no quiso que le hicieran un cateterismo arterial, que pudo haberla salvado. Cumple 20 años de fallecida y aún la familia reformista y parte del pueblo dominicano la recuerda con cariño.

Ella fue la facilitadora de grandes ayudas frente a Don Elito, su hermano el Dr. Balaguer.  Por Doña Enma miles tienen su hogar hoy; cientos de mujeres consiguieron un taller de costura o su salón de belleza; miles y miles recibieron comida para su sustento.  La casa donde residía Doña Enma siempre estaba llena de gente. Cada día se cocinaban en su hogar 50 libras de arroz, se pelaban 40 ó 50 libras de víveres; sacos enteros de pan eran llevados a su casa por gente amiga, para ser repartidos. En fin, todo el que quisiese comer o desayunar en la casa de Doña Enma, lo hacía con facilidad, porque tanto el Dr. Balaguer como Doña Enma se dieron al pueblo dominicano.  La costumbre se ha quedado y no hay gobierno que resista no dar en Navidad la fundita de comida, y más aún, tanto el PRD como el PLD, a la usanza de los balagueristas, han tenido que dar sacos, fundas o cajas de comida.  Este es un pueblo que no tiene facilidad de empleos y obligados los gobiernos tienen que alimentar a su gente, y eso lo enseñó Balaguer y Doña Enma, hasta el punto que los enemigos decían “no somos reformistas y le cogemos la fundita”. El PLD hoy por hoy le lleva alimentos a sus seguidores a través del programa Comer es Primero, pues eso lo aprendieron de Balaguer y su hermana, que se lo daban a cualquier dominicano que lo requiriera, de día, y sin tener en cuenta su filiación política.

Dona Enma no solo hizo favores en la capital, sino que todas las provincias del país saben quién era Dona Enma Balaguer.